ARTICULOSASOCIADOSCOMUNIDADES DE PROPIETANIOSCOLABORADORESPROVEDORES

Pulse aquí
 
VALCAP Internet

 
Home
 
NUESTRO BOLETIN
"LLAVE EN MANO".
Las últimas novedades y noticias del mundo inmobiliario. ¡¡¡Suscribase a nuestro boletín.!!!
 

 
 
NOVEDADES
 
Valcap Madrid

 
 
valcap partnerlinks
 
1999-2005
eXTReMe Tracker 2006 - 2008
Private tracker


Creado por:

www.h2media.es

© 2008 Valcap.es

EL TASADOR Y SU TRABAJO .


El trabajo del tasador comienza con la aceptación de las condiciones y finalidad del trabajo y su primera etapa es el estudio de la documentación aportada por el cliente.

A continuación es necesario dar los siguientes pasos:


Visita al inmueble a valorar:
Tiene como fin realizar comprobaciones de la documentación por un lado y la toma de datos complementarios por otro.

Dentro del capitulo de las comprobaciones y teniendo en cuenta que éstas pueden variar de acuerdo con la finalidad de la tasación, se deben comprobar las siguientes cosas:

Comprobación de la dirección real y comparación con la que figura en la escritura

Comprobacion de los linderos reales y comparacion con los que figuran en la escritura

Comprobación de la superficie real y comparación con la que figura en la escritura o planos aportados. Esta comprobación implica una medición que puede ser completa en caso de que no existan planos, o de una serie de medidas de comprobación cuando el tasador dispone de planos acotados o a escala.

Comprobación de que la forma y distribución del inmueble coincide con la de los planos y/o la licencia aportados.

En la visita, además, se toman datos sobre las caracteristicas constructivas, acabados, instalaciones, infraestructuras y accesibilidad del edificio.

Se comprueba, además, el estado de conservación y se intenta averiguar la edad del edificio con la mayor exactitud posible.

Por último se comprueba la existencia de servidumbres visibles.

Hay que tener en cuenta que la inspección que realiza el tasador es puramente ocular (no realiza pruebas de resistencia ni calas en los muros, por ejemplo.)

En muchas ocasiones la presencia del solicitante de la valoración ayuda a aclarar dudas sobre localización o identificación, y puede aportar datos valiosos difíciles de obtener por otros medios.


Otros trabajos de campo:
En muchas ocasiones es necesario recorrer el entorno del inmueble con el fin de obtener datos adicionales de gran trascendencia para la valoración, tales como, tipo de locales y grado de ocupación de los mismos, estado de conservación y antigüedad del resto de los edificios del entorno, tráfico peatonal y de vehiculos, facilidad de aparcamiento, proximidad a lineas de transporte urbano, ambiente de la zona, etc.

Puede ser necesario realizar alguna comprobación adicional en el Ayuntamiento o Gerencia Municipal correspondiente sobre las caracteristicas urbanisticas del inmueble, usos permitidos, condiciones para la obtención de la licencia de apertura, etc.


Obtención de información de mercado:
Por su especial trascendencia, esta actividad que puede ser en parte prabajo de campo y en parte trabajo de gabinete, merece una atención especial.

El principio sobre el que se basa la obtención de información de mercado es la utilización de diferentes fuentes de información que se comparan entre sí con el fin de evitar los inevitables sesgos que cada fuente de información produce. El fin de la operación es la obtención de un número suficiente de datos referidos a ventass reales de inmuebles comparables al tasado.

Las fuentes de información de los tasadores se van creando con su labor profesional y en cada tipo de valoración o incluso en cada zona es necesario adaptarse a las fuentes más adecuadas entre las disponibles.

Esta parte del trabajo llega a ser más complicada de lo que parece a primera vista, pues no ssiemre es facil conseguir la información deseada.Muchas valoraciones exigen numerosas horas dedicadas a esta actividad que no es percibida por el cliente.


Trabajo de gabinete:
A lo largo de las tres fases anteriores, el tasador ha ido acumulando información de todo tipo, ahora es el momento de ordenarla, compararla, y sacar las conclusiones necesarias.

La primera elección es la del método o métodos de valoración que son más adecuados al fin y a la naturaleza del inmueble.