ARTICULOSASOCIADOSCOMUNIDADES DE PROPIETANIOSCOLABORADORESPROVEDORES

Pulse aquí
 
VALCAP Internet

 
Home
 
NUESTRO BOLETIN
"LLAVE EN MANO".
Las últimas novedades y noticias del mundo inmobiliario. ¡¡¡Suscribase a nuestro boletín.!!!
 

 
 
NOVEDADES
 
Valcap Madrid

 
 
valcap partnerlinks
 
1999-2005
eXTReMe Tracker 2006 - 2008
Private tracker


Creado por:

www.h2media.es

© 2008 Valcap.es

EL CONGRESO APROBARA MAÑANA LA LEY DE LA EDIFICACIÓN, QUE LIMITA EL DERECHO DE REVERSIÓN


El Congreso aprobará mañana la Ley de la
Edificación, que limita el derecho de
reversión

A. Corella (Cinco Días, 20/10/99)

Cambios para la expropiación forzosa.

El proyecto de Ley de la Edificación modifica las
normas de expropiación. Hasta ahora, el
propietario del
suelo expropiado podía reclamar su devolución si
no se
utilizaba para el uso por el que se había
expropiado.
Con esta ley no habrá restitución aunque cambie
el uso,
si el nuevo fin es de interés general.

El Congreso aprobará mañana el proyecto de Ley de
Ordenación de la Edificación. La nueva ley
cubrirá las
lagunas hasta ahora existentes en un sector que
no
disponía de regulación específica. La tramitación
de la
ley se ha visto ralentizada por los
enfrentamientos que
ha ocasionado el reparto de competencias que la
ley
adjudica a arquitectos, arquitectos técnicos,
ingenieros
e ingenieros industriales. Mañana el texto se
aprobará
definitivamente, si no con el agrado de todos los
agentes que intervienen en el proceso de la
edificación,
sí con su aceptación.

De su paso por el Senado, el proyecto de Ley de
Edificación ha incorporado una novedad a través
de una
enmienda del Grupo Popular. La introducción de
una
disposición adicional modifica los artículos
referentes al
derecho de reversión de la Ley de Expropiación
Forzosa
(artículos 54 y 55). "La Ley de Expropiación
Forzosa,
que es de 1954, además de obsoleta, estaba lejos
de
los derechos constitucionales", señala José María
Bris
Gallego, senador del Partido Popular. Bris afirma
que
era una pena que no se aprovechase el paso de la
Ley
de Edificación por el Senado para actualizar lo
referente
al derecho de reversión. "Una de las razones por
las que
la vivienda resulta cara es el suelo, que es
primordial
para la edificación y con esta modificación se
facilitan
las expropiaciones para la construcción, por
ejemplo, de
viviendas de protección oficial". Hasta ahora,
cuando
acababa la finalidad para la que se había
realizado la
expropiación se podía exigir la reversión del
terreno. A
partir de la aprobación de la Ley de Ordenación
de la
Edificación se podrá prorrogar la expropiación
aunque
haya cambiado la finalidad, siempre y cuando la
administración expropiadora pueda demostrar que
la
nueva utilidad es también de interés general.

Sin embargo, no es ésta la única novedad de la
ley:

Responsabilidades. La ley establece que las
personas
físicas o jurídicas que intervienen en el proceso
de la
construcción son responsables durante diez años
de los
daños materiales causados en el edificio que
afecten a
la resistencia y estabilidad del edificio (por
vicios o
defectos que afecten a la cimentación, los
soportes, las
vigas, los forjados o muros de carga). También
serán
responsables durante tres años de los daños
materiales
causados en el edificio por vicios o defectos de
las
instalaciones o de los elementos constructivos.
Además, el constructor responderá durante un año
de
los daños materiales por vicios o defectos de
ejecución
que afecten a los elementos de terminación o de
acabado del edificio.

Garantías. Para hacer frente a las anteriores
responsabilidades, la ley establece las
siguientes
garantías: El constructor deberá suscribir un
seguro de
daños materiales o de caución para garantizar
durante
un año el resarcimiento de los daños que afecten
a
elementos de terminación o acabado. Este seguro
podrá
ser sustituido por la retención por el promotor
del 5% del
importe de la ejecución de la obra. Además, el
promotor
deberá suscribir un seguro que garantice durante
tres
años la reparación de daños causados por
elementos
constructivos o de las instalaciones que afecten
a la
habitabilidad. También deberá asegurar durante
diez
años el resarcimiento de los daños causados por
vicios
y defectos que tengan su origen o afecten a la
cimentación o a otros elementos de la estructura
del
edificio que comprometan su estabilidad. Las
garantías
para el comprados son la principal novedad de la
ley,
como destaca Lluís Recoder, diputado de
Convergencia
i Unió. El seguro de la edificación funcionará
como el
seguro del coche: el perjudicado cobrará
directamente
del seguro y será éste quien interpondrá la
demanda
contra el promotor o responsable.

Importe asegurado: El importe mínimo del capital
asegurado deberá ser el 5% del coste final de
ejecución
de la obra para el seguro de un año; el 30% de la
ejecución para el seguro de tres años y el cien
por cien
para el seguro de diez años.

Registro. No se permitirá la inscripción en el
Registro de
la Propiedad de las escrituras de obras de nueva
edificación que no cuenten con esas garantías.

Demandas. Las demandas se dirigirán contra los
promotores, pero una enmienda de CiU en el Senado
ha
recogido la petición de los promotores para que
también
se notifique la demanda al resto de los agentes
que
intervinieron en el proceso.

Código Técnico de la Edificación. En el plazo de
dos
años desde la entrada en vigor de la ley, el
Gobierno
aprobará mediante Real Decreto un Código Técnico
de
la Edificación que establezca las exigencias que
los
edificios deben cumplir respecto a aspectos como
la
seguridad estructural, de incendios, de
protección del
medio ambiente, de protección contra el ruido, de
ahorro
de energía y aislamiento térmico, etcétera.

Entrada en vigor. La Ley de Ordenación de la
Edificación
entrará en vigor a los seis meses de su
publicación en
el BOE, salvo en los artículos relativos a la
legislación
sobre expropiación forzosa, que entrarán en vigor
al día
siguiente al de la publicación en el BOE.

Una disposición adicional de la Ley de Ordenación
de la
Edificación modifica la regulación del derecho de
reversión que contempla la Ley de Expropiación
Forzosa
de 1954. El dueño de un terreno expropiado o sus
causahabientes podrán recuperar la totalidad o la
parte
sobrante de lo expropiado cuando no se ejecute la
obra
o no se establezca el servicio que motivó la
expropiación. Sin embargo, no existirá el derecho
de
reversión cuando la Administración justifique una
nueva
afectación del terreno para otro fin que sea
declarado de
utilidad pública o interés social. En los casos
en los que
se pueda solicitar la reversión el dueño o sus
herederos
podrán hacerlo cuando se haya producido un exceso
de
expropiación o los terrenos no se hayan utilizado
para
los fines previstos siempre que no hayan
transcurrido 20
años desde la toma de posesión.

También podrá solicitarse en el caso de que,
transcurridos cinco años, no se haya iniciado la
ejecución de la obra o la implantación del
servicio o
cuando las obras lleven suspendidas más de dos
años
por causas imputables a la Administración. El
plazo
para solicitar la reversión de un terreno
expropiado será
de tres meses a contar desde la fecha en que la
Administración haya notificado el exceso de
expropiación o la desafectación del bien para
solicitar la
reversión. El antiguo dueño de un terreno
expropiado
deberá restituir la indemnización percibida,
actualizada
conforme al IPC o someterse a una nueva
valoración en
el caso de que se hayan producido mejoras en el
bien o
el derecho expropiado. El pago del importe
resultante de
la indemnización exigible deberá hacerse efectivo
en el
plazo máximo de tres meses desde que se haya
determinado en vía administrativa. De no ser así,
se
considerará la caducidad de la reversión.