ARTICULOSASOCIADOSCOMUNIDADES DE PROPIETANIOSCOLABORADORESPROVEDORES

Pulse aquí
 
VALCAP Internet

 
Home
 
NUESTRO BOLETIN
"LLAVE EN MANO".
Las últimas novedades y noticias del mundo inmobiliario. ¡¡¡Suscribase a nuestro boletín.!!!
 

 
 
NOVEDADES
 
Valcap Madrid

 
 
valcap partnerlinks
 
1999-2005
eXTReMe Tracker 2006 - 2008
Private tracker


Creado por:

www.h2media.es

© 2008 Valcap.es

DIARIO DE LEVANTE

La ley prohíbe el uso del término multipropiedad en los contratos

(7/7/99).- El consumidor tiene diez días para desistir de la compra realizada


El empresario que venda derechos de aprovechamiento de bienes inmuebles por turnos no podrá usar el término «multipropiedad», con el que se conocía anteriormente. La ley señala que esta palabra induce a error, ya que el consumidor nunca será propietario.

D. P. .Valencia

La persona que firme un contrato para acceder al uso de una vivienda durante un determinado período de tiempo al año nunca llegará a poseerla. La Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana (UCE) recoge en un decálogo que la ley prohíbe el uso del término «multipropiedad» -como era conocida esta práctica anteriormente- a la hora de referirse los derechos de aprovechamiento por turnos de bienes inmuebles. La nueva regulación, aprobada a finales del año pasado, establece que el término propiedad puede inducir a error.

La asociación de consumidores advierte que la convivencia durante dos años entre los regímenes anteriores y posteriores a la ley generará confusión entre los usuarios. La entidad recomienda actuar con la máxima cautela y prevención ante la firma de estos contratos.

Los consumidores tampoco están obligados a adelantar una suma como anticipo a la compra de los derechos que le permitirán usar una determinada vivienda para pasar las vacaciones. Hasta que no transcurran diez días de la firma del documento no existe obligación alguna de avanzar una cantidad. El comprador dispone del mismo plazo, desde la celebración del contrato, para desistir de la compra realizada, sin que ello le suponga ningún coste adicional. La única obligación que tiene es la de comunicar su decisión en el domicilio del empresario, que deberá indicarse siempre en el contrato.

La duración del régimen de aprovechamiento por turnos es de tres años como mínimo y de medio siglo como máximo. Ambas fechas se cuentan desde la inscripción del contrato en el Registro y no desde el momento de su firma. Cualquier complejo inmobiliario destinado al uso por plazos debe disponer de una escritura reguladora _y estar inscrita obligatoriamente en el Registro de la Propiedad del lugar donde radica el edificio.

El empresario que pretende vender derechos de aprovechamiento por turnos deberá editar un folleto con información «esencial» sobre las características concretas del derecho que se ofrece al consumidor (régimen, situación del inmueble. descripción del aprovechamiento, servicios o _gastos).

En caso de que el contrato no incluya las circunstancias establecidas por la ley y la información facilitada en los folletos no sea veraz, el plazo para desistir no empieza a correr hasta que el empresario no complete o entregue dicha información o transcurran tres meses sin hacerlo.

En los litigios derivados del aprovechamiento por turnos de los inmuebles que se encuentren en territorio español, el consumidor tendrá protección de los tribunales y leyes españolas, independientemente del lugar de celebración de contratos y las cláusulas que incorpore.

El sector de la multipropiedad ha sido una fuente continua de conflictos y reclamaciones para numerosos ciudadanos. Ante la Unión de Consumidores se presentaron 14.560 consultas y 6.808 reclamaciones entre 1992 y 1997. Los consumidores han iniciado una investigación de las ofertas y promociones para denunciar los incumplimientos.