ARTICULOSASOCIADOSCOMUNIDADES DE PROPIETANIOSCOLABORADORESPROVEDORES

Pulse aquí
 
VALCAP Internet

 
Home
 
NUESTRO BOLETIN
"LLAVE EN MANO".
Las últimas novedades y noticias del mundo inmobiliario. ¡¡¡Suscribase a nuestro boletín.!!!
 

 
 
NOVEDADES
 
Valcap Madrid

 
 
valcap partnerlinks
 
1999-2005
eXTReMe Tracker 2006 - 2008
Private tracker


Creado por:

www.h2media.es

© 2008 Valcap.es

ARTÍCULO 14 LPH

Artículo 14

Corresponde a la Junta de propietarios:

a) Nombrar y remover a las personas que ejerzan los cargos mencionados en el artículo anterior y resolver las reclamaciones que los titulares de los pisos o locales formulen contra la actuación de aquéllos.

b) Aprobar el plan de gastos e ingresos previsibles y las cuentas correspondientes.

c) Aprobar los presupuestos y la ejecución de todas las obras de reparación de la finca, sean ordinarias o extraordinarias, y ser informada de las medidas urgentes adoptadas por el administrador de conformidad con lo dispuesto en el art. 20.c).

d) Aprobar o reformar los estatutos y determinar las normas de régimen interior.

e) Conocer y decidir en los demás asuntos de interés general para la comunidad, acordando las medidas necesarias o convenientes para el mejor servicio común.

a) Propuesta de modificación. Nueva redacción final que se propone :

Artículo 14

1) Corresponde a la Junta de propietarios, con carácter excluyente, mediante la adopción de acuerdos:

a) Nombrar y remover a las personas que ejerzan los cargos mencionados en el artículo anterior y resolver las reclamaciones que los titulares de los pisos o locales formulen contra la actuación de aquéllos.

b) Aprobar el plan de gastos e ingresos previsibles y las cuentas correspondientes.

c) Aprobar los presupuestos y la ejecución de todas las obras de reparación de la finca, sean ordinarias o extraordinarias, y ser informada de las medidas urgentes adoptadas por el administrador de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20 c), para su posterior ratificación.

d) Aprobar o reformar los estatutos y determinar las normas de régimen interior.

e) Conocer y decidir en los demás asuntos de interés general para la comunidad, acordando las medidas necesarias o convenientes para el mejor servicio común.

2) La Junta de propietarios podrá crear una Comisión que tendrá por objeto únicamente la presentación de propuestas sobre un determinado asunto para su aprobación, en su caso, en una Junta posterior.


b) Motivos de la propuesta:

1) Creación de los apartados 1) y 2).

La creación de estos apartados pretende dar una mayor claridad en la redacción de la norma al obedecer cada uno de ellos a dos aspectos diferentes pero relacionados con las atribuciones que corresponden a la Junta de Propietarios.
En el primer apartado se reseñan las atribuciones que corresponden a la Junta de propietarios.
En el segundo apartado se prevé la creación de una Comisión que permita agilizar las deliberaciones sobre asuntos de gran complejidad sin menoscabar las atribuciones que corresponden a la Junta de Propietarios.

2) Adiciones al apartado 1)

Atribuir el carácter excluyente a las competencias de la Junta constituye una garantía para todos los propietarios acerca de que la voluntad de la Comunidad sólo puede conformarse a través de los acuerdos adoptados por aquel órgano sin que puedan ser sustraídas por las decisiones del Presidente ni delegadas en otros órganos de gobierno como pudiera ser una Junta Directiva o el Administrador.
Resulta conveniente efectuar la declaración expresa del carácter excluyente de las atribuciones de la Junta toda vez que el último párrafo del artículo 13.1 LPH sólo prevé esta garantía para el caso de que se creen otros órganos de gobierno y frente a terceros.
La delegación de atribuciones en otros órganos distintos de la Junta llevaría consigo tener que regular ex novo la adopción de acuerdos en ese nuevo órgano, la publicidad de sus acuerdos y la impugnación judicial de los mismos por parte de los disidentes, lo que resultaría muy poco práctico.
Incluir el término acuerdo en este precepto sirve para reforzar la idea de que la voluntad de Junta sólo puede exteriorizarse a través de ese medio. No puede haber acuerdo sin Junta de propietarios lo que exige la preceptiva convocatoria, la propuesta de acuerdo, la deliberación y obtener en la votación la mayoría que en cada caso prevé el artículo 17 LPH. A partir del momento en el que se adopta válidamente el acuerdo, su contenido será la voluntad de la Junta de propietarios vinculando a todos: los favorables, los disidentes, los que se abstuvieron y los ausentes.
Como garantía concedida a las minorías, se permite impugnar judicialmente esa voluntad de la Junta exteriorizada mediante acuerdos conforme se prevé en el artículo 18 LPH.
En el apartado 1.c) se ha introducido la necesidad de que las medidas de reparación urgente adoptadas por el Administrador y de las que informa a la Junta exijan una posterior ratificación de ésta con el objeto de ser coherente con el criterio de que es la Junta el órgano que forma la voluntad de la Comunidad y conserva su poder de decisión sobre cualquier asunto que afecte al interés general. Si la Junta no ratifica las medidas adoptadas por el Administrador al entender que no estábamos en presencia de una situación urgente o porque las medidas adoptadas no eran las adecuadas, podrá exigir las responsabilidades correspondientes al Administrador.

3) Adición del apartado 2)

En ocasiones, la Junta debe decidir sobre algún asunto de gran complejidad (por ejemplo, instalación de sistema de calefacción o de una piscina común) en el que la deliberación exige la celebración de varias Juntas. En las primeras Juntas se estudia la posibilidad de instalar el servicio común y, cuando finalmente se aprueba la creación de ese nuevo servicio, se relega a futuras Juntas las aprobación del correspondiente proyecto de entre los varios que se han propuesto y, finalmente, se deja para una Junta posterior el sistema concreto de pago de la instalación del nuevo servicio. Además, la celebración de esas Juntas donde se estudian cuestiones de mucho detalle técnico y estético resultan muy largas pues todos los propietarios pretenden dar su opinión particular.
Para evitar esas situaciones ya funcionan en la práctica Comisiones ad hoc nombradas por la Junta que tienen por objeto, una vez aprobada la decisión de la instalación de un nuevo servicio, presentar propuestas concretas y completas en las que se contienen el proyecto y el presupuesto de las mismas para que la Junta adopte su decisión sobre cada una de ellas evitando así la convocatoria de sucesivas Juntas donde se eterniza la deliberación sobre cuestiones de detalle y se retrasa la adopción del acuerdo.
La referida Comisión nunca puede llegar a tener potestad para adoptar la decisión sino únicamente la de efectuar propuestas a la Junta porque, de un lado, se estarían invadiendo las atribuciones que legalmente corresponden a la Junta y, de otro lado, no está previsto ningún régimen de impugnación judicial de la decisión que hubiese adoptado.

c) Jurisprudencia que avala la necesidad de esta reforma. Cita de resoluciones contradictorias de las Audiencias Provinciales que resuelven de distinta manera el problema planteado.
No consta la existencia de doctrina jurisprudencial en la que la cuestión controvertida sean las atribuciones de la Junta de propietarios o su delegación en otros órganos.