ARTICULOSASOCIADOSCOMUNIDADES DE PROPIETANIOSCOLABORADORESPROVEDORES
 

Pulse aquí
 
VALCAP Internet

 
 
Home
 
NUESTRO BOLETIN
"LLAVE EN MANO".
Las últimas novedades y noticias del mundo inmobiliario. ¡¡¡Suscribase a nuestro boletín.!!!
 

 
 
NOVEDADES
 
Valcap Madrid

 
 
valcap partnerlinks
 
1999-2005
eXTReMe Tracker 2006 - 2008
Private tracker


Creado por:

www.h2media.es

© 2008 Valcap.es

EL DERECHO DE SUPERFICIE RÚSTICA

Concepto.

La superficie rústica es un derecho que permite a su titular sembrar o plantar sobre predio rústico ajeno, adquiriendo la propiedad separada y temporal de tales siembras y plantaciones.

Regulación.

                La regulación de esta materia en nuestro Derecho positivo es insuficiente. Podemos citar las siguientes normas:

                        -El artículo 30.3 del R.H., desde una vertiente registral.

                        -La Ley de Montes de 8 de junio de 1957.

                        -La Ley de Montes vecinales en mano común de 1980.

-En el ámbito del Derecho civil foral o especial, destacar la Comp. De Navarra y la Ley catalana de regulación de los derechos de superficie, de servidumbre y de adquisición voluntaria o preferente de 2001.

Naturaleza Jurídica.

         Dos posturas básicas:

                        1)La que considera el derecho de superficie rústica como un mero derecho real limitativo del dominio y por lo tanto no se trataría de dos propiedades separadas sino solamente una (la del predio) con un único propietario que soportaría la carga de dicho derecho.

                        2)La que lo considera como un auténtico derecho de superficie dándose la característica definitoria del mismo: la disociación entre la propiedad de la finca y la de la plantación. Así el superficiario rústico tiene un auténtico dominio sobre lo sembrado o plantado separadamente del dominio del suelo.

Constitución.

            A)Elementos personales.

            1-El propietario de la finca, que para constituir el derecho de superficie precisará capacidad para disponer.

            2-El superficiario, que precisará únicamente la capacidad para adquirir derechos.

            B)Elementos reales.

            1-La finca. Respecto de la misma hay que tener en cuenta que no todo derecho de superficie que recae sobre una finca rústica es derecho de superficie rústica. Lo que diferencia a la superficie rústica de la urbana es que aquélla tiene por finalidad plantar o sembrar y ésta edificar o construir. Así un derecho de superficie para plantar o sembrar en suelo urbano o urbanizable sería derecho de superficie rústica, y al contrario, un derecho de superficie para construir o edificar en suelo no urbanizable (en los casos excepcionales que se permita).

            2-La plantación o siembra. Al igual que el derecho de superficie urbana, la superficie rústica puede recaer sobre una siembra o plantación ya existente al tiempo de concederse el derecho.

            C)Elementos formales.

            Destacar que según la concepción mayoritaria la inscripción del derecho de superficie rústica en nuestro Derecho tiene carácter declarativo.

            D)Elementos temporales.

Se considera que el derecho de superficie rústica tiene carácter temporal puesto que el artículo 30.3 del R.H. exige consignar su duración. Está claro que hay que fijar un plazo de duración, aunque lo difícil es concretar cual es el máximo permitido habiendo diversas posturas doctrinales al respecto.

Contenido.

         A)Derechos del Propietario del suelo.

                        1-Percibir la contraprestación, en caso de constitución a título oneroso.

2-Revertir lo plantado o sembrado, una vez transcurrido el plazo de duración del derecho.

B)Derechos del superficiario.

            1-La facultad de plantar o sembrar en suelo ajeno, manteniendo la propiedad separada de tal plantación o siembra.

            2-En caso de perecimiento de lo plantado o sembrado, podrá el superficiario volver a plantar o sembrar.

            3-La posibilidad de disponer de su derecho. Esta facultad incluye la de hipoteca. En este sentido el art. 107.5 de la L.H. establece: "Son hipotecables los derechos de superficie, pastos , aguas, leñas y otros semejantes de naturaleza real".

C/Obligaciones.

            Las obligaciones de ambos (Propietario concedente y superficiario) son correspectivas a los derechos citados.

Extinción.

         a)Son aplicables las causas generales como el transcurso del tiempo pactado, la confusión de derechos, el abandono o renuncia del superficiario...

            b)El derecho de superficie rústica no es susceptible de extinguirse por redención (salvo que expresamente se pacte como tal causa de extinción por las partes).

http://www.notariosyregistradores.com/opositores/temasdeopositores/no-ci-053.doc