LLAVE EN MANO
Las últimas novedades y noticias
del mundo inmobiliario

Nº 30
Septiembre/2006

 
 
NOTICIAS

REFORMADO EL SISTEMA DE PREFERENCIAS ENTRE ACREEDORES A LA HORA DE COBRAR UNA DEUDA

El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley sobre concurrencia y prelación de créditos en caso de ejecuciones singulares, por el cual se reforma el sistema que regula el Código Civil, que establece el orden de preferencia de los acreedores que pretenden hacer efectivo el cobro de sus deudas.

Este Proyecto de Ley, que responde a un mandato contenido en la propia Ley Concursal de 2003, contempla las medidas que se aplicarán cuando concurren dos o más acreedores en una misma ejecución singular, judicial o no judicial, sin necesidad de que el deudor esté declarado en concurso.

La Ley Concursal de 2003 ordenó, asimismo, que se procediera a la revisión completa de toda la materia de preferencias de créditos que rigen también fuera del concurso, objetivo que se cumple con este Proyecto.

La nueva norma se racionaliza y armoniza el régimen de las ejecu-ciones singulares (extraconcursa-les) con el de las ejecuciones universales (estas últimas previstas para el concurso), respetando el principio general de igualdad de tratamiento de los acreedores, ya se encuentre el deudor en situación concursal o no. Sin embargo, esta armonización no supone una traslación mecánica del sistema del concurso al ámbito extraconcursal.

Esta armonización respeta la legislación específica aplicable a las entidades de crédito, a las asegu-radoras y a las operaciones relativas a los sistemas de pagos y de compensación de valores o instrumentos financieros derivados. Sólo en defecto de normas especiales se aplicarán en esta materia las previstas en el presente Proyecto de Ley.

Inclusión en el Código Civil

Para garantizar esta armonización y evitar en lo futuro los posibles defectos de sistema hasta ahora padecidos, la regulación general de la clasificación y prelación de la totalidad de los créditos se contendrá en el Código Civil, lo que no excluye que, de forma singular y excepcional, los propios artículos se remitan ocasionalmente a la legislación específica, bien por tratarse de sectores en que esta prelación viene impuesta por el Derecho de la Unión Europea, bien para completar de forma más exacta la cuantía o prelación pre-vista. Se integran en el Código Civil regulaciones parciales que actual-mente se encuentran recogidas en la Ley General Tributaria, el Estatuto de los Trabajadores o la Ley sobre Pro-piedad Horizontal, entre otros textos legales.

Otros aspectos relevantes del Proyecto de Ley son:

  • Se suprime la distinción entre la preferencia sobre bienes muebles e inmuebles, aunque se mantiene el sistema vigente de preferencias especiales (sobre determinados bienes) y generales.
  • Se mantienen las garantías del crédito salarial proyectado sobre bienes muebles elaborados por los trabajadores y se consignan expresamente en un texto legal las proyectadas sobre los bienes inmuebles.
  • Se refuerza la protección de las personas que tienen derecho a percibir pensiones alimenticias a cargo del deudor, bien porque éste tenga el deber legal de prestarlos, o bien porque vengan impuestos por resolución judicial dictada en alguno de los procesos sobre capacidad, filiación, matrimonio y menores. Estos créditos gozarán de preferencia general.
  • Se incorporan al Código Civil figuras jurídicas de gran relevancia en el mundo económico de hoy en día como el arrendamiento financiero (leasing) o las ventas a plazos, que pasan a ocupar un lugar en el sistema de preferencias.
  • Se revisa todo el sistema para suprimir algunos créditos de raigambre histórica cuya preferencia carece hoy en día de toda justificación; por ejemplo, los créditos por transporte los de hospedaje y los créditos por semillas.

Por último, en los supuestos de liquidación se armonizan las previ-siones de la Ley Concursal con respecto de los créditos tributarios con la regulación existente en la Ley General Tributaria. La misma solución se da a los créditos de la Seguridad Social con el objetivo de ofrecer un tratamiento armónico a todos los créditos públicos.

Para comprar
volver a Valcap.es

 

 

 

 

 




DEFINICIONES
DE INTERÉS

BUENA FE CONTRACTUAL

De las disposiciones del Código civil, cabe afirmar que la buena fe contractual se configura como " la disposición personal en orden a la realización del contenido propio de las prestaciones voluntarias asumi-das, por la probidad en su ejecu-ción, y por la efectividad voluntad de correspondencia a la confianza ajena, excluyente de engaño y de la finalidad de alterar el equilibrio de la relación contractual".

T.S.J.CANTABRIA

SENTENCIA: 00662/2006


REFRÁN O FRASE CÉLEBRE


ANTONIO GAUDI
(1852-1926)
El arquitecto es el hombre sintético, el que es capaz de ver las cosas en conjunto antes de que estén hechas

1882. Proyecto de Pabellón de caza de Güell, en Garraf  (Barcelona)

1883. Gaudí se hace cargo de las obras de la Sagrada Familia

1883-85. Villa "El Capricho". Comillas (Cantabria)

1883-88. Casa de Vicens i Montaner (Barcelona)

1884-87. Finca Güell. Pedralbes, (Barcelona)

1886-89. Palacio Güell calle Nou de la Rambla (Barcelona)

1889-90. Colegio Teresiano en calle Ganduxer (Barcelona)

1891-92. Casa Botines. León

1889-93. Palacio Episcopal. Astorga

1892. Viaje a Tánger y estudio proyecto misiones franciscanas de Africa (no realizado)

1895. Bodegas Güell en Garraf (Barcelona)

1898-99. Casa Calvet, en la calle Casp de Barcelona . Premio del Ayuntamiento


1898-1916. Cripta Colonia Güell.Santa Coloma de Cervello (Barcelona)

1900-09. Casa Bellesguard. Sant Gervasi. Barcelona

1900-14. Parque Güell. Barcelona

1903-04. Restauración de la Catedral de Mallorca.

1904-06. Reforma Casa Batlló. Barcelona

1906-12. Casa Milà (La Pedrera).Barcelona

1908-11. Proyecto de Hotel en Nueva York. (No llegó a realizarse).

A partir de 1914 decidió no trabajar en ninguna otra obra, para dedicarse de lleno al Templo de la Sagrada Familia.

LEGISLACIÓN

CORTES GENERALES
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO

Año 1999 VI Legislatura
Comisiones. Núm. 393
COMISION DE JUSTICIA  PRESI-DENCIA DEL EXCMO. SR. D. JUAN MOYA SANABRIA, celebrada el lunes, 22 de febrero de 1999

ORDEN DEL DIA:
-Designar Ponencia que informe la proposición de Ley Orgánica de modificación del artículo 19 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial (Número de expediente 622/000011).
 --Dictaminar la Proposición de Ley de reforma de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal (Número de expediente 624/000020).

 Se abre la sesión a las diecisiete horas y cuarenta minutos.

 -DICTAMINAR LA PROPOSICION DE LEY DE REFORMA DE LA LEY 49/1960, DE 21 DE JULIO, SOBRE PROPIEDAD HORIZONTAL (624/000020).

El señor PRESIDENTE: Dictamen en relación con la proposición de ley de reforma de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal.

Esta proposición de ley tuvo su entrada en el Senado el pasado 11 de diciembre, fecha asimismo de su publicación en el «Boletín Oficial de las Cortes Generales», termi-nando el plazo de presentación de enmiendas el pasado 30 de diciembre.

A esta proposición de ley se presentaron 47 enmiendas, correspondiendo 4 al señor Román Clemente, 7 al Grupo Parlamen-tario Socialista, 10 al Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, 25 al Grupo Parlamentario Popular y 1 al Grupo Parlamentario Catalán en el Sena-do de Convergència i Unió.

La Ponencia estaba integrada por don Hilario Caballero Moya, don José Cañellas Fons, don Salvador Capdevila i Bas, don Jesús Andrés Mancha Cadenas y don José Antonio Marín Rite, y emitió su informe el pasado 17 de febrero. En dicho informe se acordó incorporar al texto de la proposición de ley, en sus estrictos términos, las enmiendas números 27, 30, 37, 39, 41, 42, 43 y 44 del Grupo Parlamentario Popular. Así como la enmienda número 47 de Convergència i Unió.

También resultó aprobada, pero en este caso con algunas modificacio-nes con respecto a la propuesta original, la enmienda número 29 del Grupo Parlamentario Popular, referente al apartado 2 del artículo 13 de la Ley de Propiedad Horizontal, apartado en el que la Ponencia también introdujo una corrección de carácter técnico.

Junto a estas modificaciones la Ponencia llevó a cabo otras que conciernen a la letra f) del apartado 1 del artículo 9; al apartado 3 del artículo 19, y al apartado 1 del artículo 22 de la Ley de Propiedad Horizontal.

En el transcurso de la reunión de la Ponencia el Grupo Parlamentario Popular, a través de sus represen-tantes en la misma, retiró las enmiendas números 35, 36, 38 y 40, y planteó para su consideración ulterior, mediante enmiendas tran-saccionales, una nueva redacción del artículo 1 y la admisión de un nuevo apartado 4 del artículo 11 de la Ley de Propiedad Horizontal, así como la introducción de una nueva cláusula final en la forma en que se expone en el informe de la Ponencia que tienen sus señorías a su disposición.

Por tanto, vamos a proceder a la defensa de las enmiendas con un turno a favor y otro en contra. La Mesa propone que el turno de portavoces se realice en un único turno al final de la defensa de las enmiendas.

(Asentimiento.) Dado que sus señorías están de acuerdo, vamos a proceder a la defensa de las enmiendas. En primer lugar, enmiendas números 1 a 4 del Senador Román Clemente.

 El señor NIETO CICUENDEZ: Gracias, señor Presidente.

Voy a ser breve en la defensa de las enmiendas en sus justos términos. No voy a argumentarlas ya que, independientemente de la consideración que me merezcan, voy a defenderlas para que se mantengan de cara al Pleno en lugar del Senador Román Clemente, al que sustituyo en estos momentos, de manera que luego este Senador las pueda defender en el mismo.

Nada más. Muchas gracias, señor Presidente.

 El señor PRESIDENTE: Conforme, Senador Nieto.

¿Algún turno en contra? (Pausa.) Tiene la palabra el Senador Cañellas Fons.

El señor CAÑELLAS FONS: Gracias, señor Presidente.

Dada la forma en que se han defendido las enmiendas, esperaremos a que el Senador Román Clemente, si lo estima oportuno, puesto que asistió a la Ponencia y conoce los argumentos que se le dieron en contra de las mismas, los reproduzca o no.

 El señor PRESIDENTE: Conforme, señor Cañellas.

Pasamos, por tanto, a la defensa de las enmiendas números 12 a 21 del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.

Tiene la palabra el Senador Zubia Atxaerandio.

 el señor ZUBIA ATXAERANDIO: Gracias, señor Presidente.

Efectivamente, nuestro Grupo ha presentado a esta proposición de ley un total de 10 enmiendas, números 12 a 21, ambas inclusive.

Comenzaré una defensa conjunta de las enmiendas números 12, 13, 14, 17, 19 y 20, habida cuenta de que son una misma enmienda, o dicho de otra manera, son enmiendas idénticas en su contenido.

Se trata de suprimir en una serie de artículos la expresión «de negocio» que figura en la proposición de ley inmediatamente después de «vivienda o local», en algunos casos, y «pisos o locales», en otros.

El primer supuesto concreto lo encontramos en el artículo primero que da una nueva redacción al artículo 1 de la Ley 49/1960. Este artículo dice, conforme a su nueva redacción, lo siguiente: «La presente Ley tiene por objeto la regulación de la forma especial de propiedad sobre los pisos y locales de negocio establecida en el artículo 396 del Código Civil que se denomina propiedad horizontal.» El artículo 396 del Código Civil, al referirse a los elementos privativos que integran con los elementos comunes la propiedad horizontal, menciona los pisos o locales de un edificio --«locales», no añade el término «de negocio»-- o las partes

--eso sí que lo dice-- de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública. Y el artículo 3 de la Ley sobre Propiedad Horizontal utiliza para definir el elemento privativo el concepto de espacio suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente.

Por tanto, resulta evidente que un edificio puede estar integrado, además de por viviendas, o pisos y locales de negocio, por garajes, aparcamientos, trasteros y, por utilizar la terminología del propio Código Civil, por otros espacios suficientemente delimitados y susceptibles de aprovechamiento independiente. Como consecuen-cia, no deben quedar fuera del ámbito de esta Ley. De ahí nuestras enmiendas de supresión de la referencia «de negocio», de manera que se hable en todos y cada uno de los artículos de «pisos y locales» exclusivamente, como en el artículo primero, de «piso o local» en el artículo tercero, así como en el cuarto de «vivienda o local» también en este último artículo, etcétera. Señorías, este término de «local», comprendería, sin ningún género de duda, a todos estos espacios, llámense trasteros, garajes, aparcamientos, amén de los locales de negocio propiamente dichos.

La enmienda número 15 tiene que ver con el artículo octavo de la proposición que da nueva redacción al artículo 13 de la Ley 49/1960. En su punto 6 se recoge expresamente que el cargo de administrador o, en su caso, secretario administrador, podrá ser ejercido por cualquier propietario, así como por personas físicas con cualificación profesional suficiente, añadiéndose en este caso --y lo digo expresa y textualmente-- «... y legalmente reconocida para ejercer dichas funciones». Es decir, se excluye a cualquier persona física que no pertenezca a la Comunidad de Propietarios aunque tenga cualificación suficiente y cuente con la confianza de la propiedad para atender ese cometido, si no está reconocida legalmente para ejercer esas funciones. No alcanzamos a entender esa exigencia y de ahí que propugnemos la supresión de tal necesidad.

El propio Grupo Parlamentario Popular parece defender nuestra propuesta si nos atenemos al texto que ha presentado en su enmienda número 22 a fin de que la proposición de ley que nos ocupa tenga una Exposición de Motivos. El Grupo Parlamentario Popular señala en su citada enmienda que el administrador podrá ser cualquier propietario o personas físicas con cualificación profesional suficiente. Por tanto, no dice nada del reconocimiento legal para ejercer dichas funciones. En coherencia con la exposición de motivos, suprímase en el texto articulado tal referencia y requisito. Además, he de señalar que el Grupo Parlamentario Socialista tiene presentada también en este sentido una enmienda --la enmienda número 7, creo recordar-- que coincide en su filosofía con la nuestra y con la que estaríamos evidentemente de acuerdo.

La enmienda número 16 al artículo noveno que da una nueva redacción al artículo 14 de la Ley 49/1960. Al fijar las funciones o competencias de la Junta de Propietarios se señala en este artículo, y más concretamente en el apartado a), la de nombrar y remover a las personas que ejerzan los cargos mencionados en el artículo anterior, así como de la resolver las reclamaciones que los titulares de los pisos formulen contra la actuación de aquéllos. Es decir, este artículo noveno habla exclusivamente de titulares de pisos. Pero un edificio --y así lo señalábamos antes en la defensa conjunta de las iniciales enmie-ndas-- puede ser integrado no sólo por pisos sino también por locales o espacios suficientemente delimi-tados y susceptibles de aprovech-amiento independiente. Por tanto, parece lógico que las reclama-ciones que pudieran realizar sus titulares sean también resueltas por la Junta de Propietarios. La solución sería, a nuestro entender, y es lo que propone nuestra enmienda, que tras la referencia expresa a los titulares de los pisos se añada también el término «locales».

La enmienda número 18 se refiere al artículo duodécimo, que da nueva redacción al artículo 17 de la Ley 49/1960. Este artículo viene a flexibilizar el régimen de mayorías para determinados supuestos.

Señorías, no estamos en desa-cuerdo con ello. Todo lo contrario. Pero nos parece necesario que al final de la norma primera, tras el párrafo que señala que los acuerdos válidamente adoptados con arreglo a lo dispuesto en esta norma, obligan a todos los propie-tarios se añada que el propietario que por razón de la ubicación de su piso o local no pueda utilizar el servicio de ascensor, no resultará obligado al pago. Nos parece que huelga cualquier explicación que no sea la ya recogida en la propia justificación escrita de la enmien-da.

Por último, en cuanto a la enmienda número 21, la última presentada por nuestro Grupo, la damos por retirada en este momento. Conforme a esta enmienda, pretendíamos regular la posibilidad de repercusión sobre el arredantario del importe de las obras a que se refiere el artículo 17 de la Ley sobre Propiedad Horizontal. Debo reconocer que tal posibilidad la contemplábamos con razonables dudas por nuestra parte, pero quisimos en todo caso plasmarlo vía enmienda, a fin de conocer la opinión que la misma merecía al resto de los grupos de la Cámara. El rechazo por unani-midad en el trámite de Ponencia deja clara tal opinión y, consiguien-temente y como he señalado, procedo a retirar formalmente la enmienda en este momento.

Muchas gracias.

 El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Zubia.

Para turno en contra, tiene la palabra el Senador Cañellas Fons.

 El señor CAÑELLAS FONS: Gracias, señor Presidente.

Senador Zubia, voy a hacer una referencia muy breve a sus enmiendas números 12, 13, 14, 16, 17, 19 y 20 en las que, en definitiva, se está tratando de quitar reiteraciones referentes a la expresión «local de negocio».

En la Ponencia acordamos y dejamos para ulterior ocasión buscar una solución global a todos los artículos a los que han hecho referencia sus enmiendas, así como a otros a los que no se hace referencia en las mismas, de forma que se unifique la nomenclatura y no repetir cada vez pisos, locales, elementos de aprovechamiento especial como pueden ser garajes, etcétera. De ahí que momen-táneamente no se aceptaran en la Ponencia mientras buscábamos esta solución idónea a todo el texto de la Ley. Estamos todavía en ello, lo diferimos en la Ponencia para la Comisión, pero surgen cada vez más problemas a la hora de buscar denominaciones idénticas y de aquí al Pleno esperamos poder encon-trar una solución que satisfaga a todos. De todas maneras, quiero advertirle que nuestro Grupo y el resto de los Grupos estamos de acuerdo --por lo menos así se han pronunciado-- en suprimir esa dicotomía de pisos, locales o partes susceptibles de aprovechamiento independiente.

Por tanto, al haber retirado la enmienda número 21, me quedan solamente para el turno en contra --puesto que el que acabo de realizar no ha sido realmente un turno en contra-- las enmiendas números 15 y 18. Referente a la enmienda número 15, su señoría sabe --es jurista y, por tanto, puedo hacer uso de un poco de tecnicismo-- que los preámbulos o exposiciones de motivos no constituyen norma legal. No se me ampare en la exposición de motivos para tratar de encontrar una justificación a su enmienda. Su señoría se ha olvidado de que, aparte de la Exposición de Motivos que necesitará un retoque en función de alguna de las enmiendas de mi Grupo a las que luego haré referencia, va a tener necesariamente que ser retocada, y sufrir alguna alteración.

Su señoría se ha olvidado de que mi Grupo ha presentado la enmienda número 30, que fue aceptada en la Ponencia. Y en dicha enmienda se mantiene una posición diferente de la de la Exposición de Motivos. Por consi-guiente, tenemos que rechazar su enmienda en virtud de la postura que hemos adoptado en el artículo 13 apartado 6 de la Ley 49/1960, modificado como he dicho por nuestra enmienda número 30.

En cuanto a la enmienda número 18, también debemos oponernos. Entendemos que no ha de ser un problema a plantear en la Ley sino, en todo caso, en los estatutos de cada Comunidad. Esos pisos o locales, como se habla en la justificación, bajos y garajes que normalmente no utilizan el ascen-sor, no contribuyen ni siquiera a los gastos normales de mantenimiento del mismo. Por lo menos en los estatutos que yo he estado consultando se les excluye de esos gastos. Por tanto, si no están sujetos a contribución para los gastos normales u ordinarios de ese servicio, mucho menos lo van a estar para los gastos extraor-dinarios como es la implantación. En todo caso, la Junta es soberana para decidir que puede eximir de esas contribuciones, si es que no está ya en los estatutos, a esos locales que no pueden hacer uso del ascensor.

Por lo menos en los estatutos que yo he estado consultando se les excluye de esos gastos. Por tanto, si no están sujetos a contribución para los gastos normales u ordinarios de ese servicio, mucho menos lo van a estar para los gastos extraordinarios como es la implantación.

(Continúa en la
siguiente columna)

ACTUALIDAD

TUBERÍAS DE AGUA
El plomo

El agua de consumo humano, la mayor parte, procede de embal-ses, y  tras unos rigurosos trata-mientos y controles , llega a las casas.
Una vez pasado el punto de entrega en el edificio, entra en contacto con las tuberías gene-rales, y posteriormente con las de la vivienda dependiendo del mate-rial del que estén hechas.
Estas tuberías, podrán ceder al agua componentes que pueden ser perjudiciales para la salud, como el Plomo.

¿Como puede afectar el plomo a mi salud?

El plomo es un elemento quimico que puede llegar a ser toxico dependiendo de la dosis ingerida y del numero de veces que uno se exponga a él.
No afecta a todos por igual: los bebes, los niños, los fetos (muje-res embarazadas) son los grupos más sensibles, pudiendo producir altera-ciones en su desarrollo fisico y mental.

¿Cómo puede aparecer plomo en el agua?

En relacion con las tuberías  e ins-talaciones interiores, puede apa-recer plomo en el agua en los siguientes casos:
1º) Si su casa o local tiene grifos o accesorios de bronce, los cuales contienen plomo
2º) Si su tubería o establecimiento tiene tuberías de plomo.

En las casas construidas antes de 1950 el plomo se utilizo mucho para la fabricación de las tuberías, después fue disminuyendo gradual-mente hasta que en 1975 en que se dejo de utilizar para tuberías.

Asi que en las viviendas cons-truidas o remodeladas después de 1975 es raro que existan tuberías de plomo.
Se puede comprobar fácilmente si las tuberías son de plomo, en algun tramo que este a la vista, tiene un color gris mate y es facil de rayar, con una llave, por ser suficiente-mente blando.

Normativa aplicable

Real decreto 140/2003 de 7 de febrero ( BOE 21/02/03) esta-blece los niveles maximo de plomo para el agua de consumo, los cuales serán mucho más exigentes a partir del año 2014.

De 1/1/2004 al 31/12/2013: 25 ug/l
A partir de 1/1/2014:
10 ug/ug/l= microgramos/litro.

Antes del 1 de enero de 2012 se llevarán a cabo las reformas y adaptaciones necesarias en las instalaciones interiores de edificios publicos y estableci-mientos con actividad publica o comercial, asi como en las redes de distribución publica o privadas derivadas de las exi-gencias respecto a los mate-riales que pueden suponer un riesgo para la salud publica, como es el caso del plomo.

GUÍA DEL PROPIETARIO

...el art. 38.4.c de la L.R.J.P.A.C ., según el cual los escritos que los ciudadanos dirijan a los órganos de las Administraciones Públicas po-drán presentarse... "en las oficinas de Correos

.....exigencias reglamentariamente establecidas -que lo fueron por R.D. 1829/1999, de 3 de diciembre y se refieren a la necesidad de que la documen-tación remitida se presente en sobre abierto y sea sellado el primero de sus folios- solo tiene por objeto acreditar cual es el documento remitido y cual la fecha de remisión

Para suscribirse
al Boletín volver a Valcap.es

CONSEJOS
LA INSEGURIDAD Y LAS COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

El tema de la inseguridad es bastante preocupante. Se siente en especial en los edificios de Propiedad Horizontal, donde por diversos motivos las personas viven compartiendo un mismo techo pero en general no se conocen, ni participan ni colaboran entre sí en la medida de lo deseable.
Pensamos que esta situación debe cambiar a tenor de la elevación de los índices de violencia que se vienen registrando en las ciudades. Es una cuestión de educación para la convivencia, que tanta falta nos hace a todos.

Respecto a las medidas concretas que se pueden instrumentar, en primer lugar, lo más práctico y que no requiere desembolso de dinero alguno, son las cadenas de teléfo-nos que los vecinos pueden com-partir entre sí, para poder comuni-carse mutuamente en caso de registrarse alguna irregularidad. Esto también sería útil para prevenir otros peligros, tales como pérdidas de gas, etc.

Luego están los porteros eléctricos “intercomunicantes”, que permiten la conexión de cada vivienda o finca con todos los demás y con el del Encargado del Edificio.

También las instalaciones elec-trónicas, que las hay muy variadas, con o sin cámaras de video (atentos a la AGPD)

Finalmente, el control de la seguri-dad confiado a personal especiali-zado. El mismo puede ser de tres clases:

a) el personal de control denominado “vigiladores diurnos y nocturnos”, o los porteros de fincas urbanas que constituyen una categoría específica dentro del Convenio de fincas urbanas,


b) las empresas de conserjería
c) las empresas de vigilancia y los Servicios Adicionales que propor-ciona la Policía

Cada edificio debería plantear el problema en Asamblea Extraordi-naria y determinar, de acuerdo a sus posibilidades económicas, qué siste-ma es el más adecuado en cada caso.

También se debe tener en cuenta que la Policía ha elaborado una cartilla con una serie de consejos prácticos para prevenir asaltos y robos, la cual sería conveniente que cada administrador colocara en lugar visible de la comunidad para conocimiento de todos.

RESOLUCIONES
DE LA DGRN

DIFERENCIA ENTRE COMPLEJO INMOBILIARIO Y
PROPIEDAD HORIZONTAL


R. 16 de junio de 2006.
DGRN.
BOE de 10 de julio de 2006

Hechos: Se formaliza en Palamós (Cataluña) la obra nueva de un complejo inmobiliario privado, constituido por nueve viviendas adosadas sobre un solar único, describiéndose como elementos comunes del mismo, además, una rampa de entrada a los garajes, la zona común de acceso a éstos y una escalera de emergencia para los garajes con su zona de paso.
En la descripción de cada una de las viviendas, se asigna a las mismas una porción individualizada de terreno destinado a patio y jardín, y en las normas reguladoras, se dice que cada casa lleva consigo un dcho de copropiedad indivisible, igual a su cuota de participación, sobre el resto de elementos comunes del complejo, viales, instalaciones y servicios.

El Registrador rechaza la inscripción al estimar que el art 24 de la Ley de P Horizontal, art 24, exige para considerar un complejo inmobiliario, el estar integrado por dos o más viviendas o parcelas independientes, y participar  los titulares de los inmuebles, viviendas o locales  que se encuentren divididos horizon-talmente, en una copropiedad indivisible sobre otros elemen-tos inmobiliarios, viales, instala-ciones o servicios. En este caso, sólo hay una parcela, sobre la que se constituye una unidad arqui-tectónica, en la que no es posible separar cada vivienda del resto de las adosadas y no hay nada accesorio a la propiedad sobre lo que establecer una copropiedad con otra parcela independiente. El Notario alega, que el art 24 exige dos o más edificaciones inde-pendientes, no que tengan que ser fincas registrales independien-tes, bastando una autonomía funcional. Y si no hay nada acce-sorio a la propiedad sobre lo que establecer una copropiedad, tampoco el art 24 exige que los caminos o instalaciones tengan que ser fincas independientes, sólo exige participar en una copropiedad indivisible sobre tales elementos.  
Dirección General: Admite el recurso y estima que el art. 24 de la LPH  al regular la figura del complejo inmobiliario, se está refiriendo a diversos supuestos, ya conocidos, que se apartan de la P. Horizontal clásica; tal es el caso de propiedades horizontales comple-jas, centros comerciales, conjuntos edificatorios en hilera, viviendas pareadas etc.. Sólo exige dos rasgos definitorios:


1.- existencia de pluralidad de edificaciones o de parcelas con destino a viviendas o locales  independientes entre sí, (ele-mentos privativos)    

2.- existencia de una copropie-dad de esos elementos independientes sobre otros elementos inmobiliarios,  viales o servicios (elementos comu-nes)
 
          

3.- y otro más, que todo ello sea un conjunto organizado.

En tal sentido el art 24 prevé dos esquemas, la comunidad de pro-pietarios única o la agrupación de comunidades de propietarios, pero reconoce además la posibilidad de otros supuestos. En definitiva dicho art. admite la aplicación del sis-tema de la propiedad horizontal, a las realidades edificatorias distintas del edificio clásico.
Para la DG la imposición de una naturaleza jca específica (P. Ho-rizontal típica) para el acceso de la obra nueva anterior al Registro, resulta de una rigidez no conforme con la libertad de configuración que el Ordenamiento reconoce en este punto a los particulares.
   
Rechaza además la posibilidad de que a través de esta figura se quiera encubrir el supuesto de las P. Horizontales que suponen verdaderas parcela-ciones encubiertas, y para las que sería necesaria la licencia de parcelación (como es el caso de las asignaciones de uso de terreno individualizado, en el caso de la Ley Andaluza, aunque se mantenga formalmente la unidad del solar). Pero es que además en Cataluña (y de nuevo se nos lleva a la legislación autonómica) el Dto 287/2003 trata conjuntamente las situaciones de P. Horizontal y com-plejo inmobiliario.

Comentario: La DG se mueve, en este terreno con bastante ambi-güedad, a mi juicio. Por un lado, admite la flexibilidad del complejo inmobiliario, en orden a admitir, cualquier supuesto que pueda chocar con la rigidez de la Propiedad Horizontal, pero de otro nos advierte que hay situaciones de P Horizontal en que será exigible la licencia de parcelación. Y de nuevo se nos lleva  la legislación auto-nómica. No hay pues una separación neta de supuestos. Lo único que exige para el complejo es: una pluralidad de edificaciones o parcelas con destino a viviendas o locales independientes entre sí (ele-mentos privativos), una copro-piedad de tales elementos privativos sobre otros elemen-tos inmobiliarios, viales o servi-cios (elementos comunes)  y una cierta organización única. (JLN)

http://www.notariosy
registradores.com/


http://www.boe.es/boe/dias
/2006/07/24/pdfs/A27694-
27695.pdf

LEGISLACIÓN

CORTES GENERALES
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO

(Continúa de la
columna anterior)

En todo caso, la Junta es soberana para decidir que puede eximir de esas contribuciones, si es que no está ya en los estatutos, a esos locales que no pueden hacer uso del ascensor.

El piso, que es otro de los elementos que introduce su señoría, difícilmente por su ubicación estará impedido de utilizar el servicio de ascensor.

No se nos ocurre cuál puede ser la ubicación de un piso dentro de un edificio que no pueda tener acceso al servicio de ascensor.

Por todo ello, señor Presidente, nuestro Grupo se opone a la enmienda número 18.

Muchas gracias, señor Presidente.

 El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, Senador Cañellas.

A continuación pasamos a las enmiendas números 5 a 11 del Grupo Parlamentario Socialista.

Tiene la palabra el Senador Marín Rite.

El señor MARIN RITE: Gracias, señor Presidente.

Señor Presidente, señoría, la Ley que tenemos sometida a nuestro examen en esta Comisión de Justicia es sin duda alguna una Ley compleja que regula una materia importante para los ciudadanos. De ahí el extraordinario número de comunicaciones, escritos, aportacio-nes, muchas de ellas valiosas, que hemos recibido los distintos grupos parlamentarios en estos días anteriores al trámite.

La vida de las Comunidades de Propietarios genera sin duda una compleja

--diría muy compleja-- red de relaciones que producen una conflictividad importante. Los juzgados están llenos de asuntos relativos a la vida diaria de las Comunidades de Propietarios. Es una Ley en la cual no se puede o, por lo menos, es difícil, evitar la tendencia a convertirla en una especie de ordenamiento jurídico y, así, aparece un procedimiento espe-cial para impugnación de los acuerdos, un procedimiento especial para reclamación de las deudas comunitarias, o un plazo especial de caducidad de las acciones. Aparece esa tendencia a convertirla en una especie de pequeño ordenamiento jurídico en general. Por eso, señor Presidente, desde el primer momento entendimos que ésta era una Ley que debía ser especial-mente trabajada en Ponencia, muy propia para el trabajo de la misma, un trabajo tan interesante que va limando, sobre todo en una Ley caracterizada precisamente por su minuciosidad. Por ello, repito, era una Ley que requería, a nuestro juicio, un trabajo más intenso en la fase de Ponencia.

Entendemos que la Ponencia emitió un informe, como no puede ser de otra forma. Pero dicha Ponencia podía haber continuado su trabajo y entendemos que hubiera sido conveniente y necesario un mayor esfuerzo en este sentido. Por tanto, no entendíamos la convocatoria para hoy de esta Comisión, como es natural, a citación de quien puede hacerlo y lo hace.

Pero algunos grupos, entre ellos el propio grupo del Gobierno, manifestaron que no tenían criterios todavía firmes en algunos puntos. El Grupo Parlamentario Socialista en la Ponencia expresó su opinión en relación con las distintas enmien-das, excepto con relación a las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, que no figuraba en la Ponencia.

Por una elemental cortesía parla-mentaria voy a manifestar nuestra posición en relación con estas enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos. Estamos de acuerdo con las enmiendas números 12, 13, 14, 17, 19 y 20. Efectivamente, la palabra «local» es una palabra más amplia y engloba al de negocio y al no de negocio. Por tanto, es más sensato, a nuestro juicio, utilizar la palabra «local» en lugar de «local de negocio».

También estamos de acuerdo con la enmienda número 15 porque, como ha dicho su portavoz, tiene la misma filosofía que nuestra enmienda número 7. En definitiva, pretende no restringir las posibilidades del desempeño del cargo de administrador o de administrador secretario. En cambio, no estamos de acuerdo con la enmienda número 18, como tampoco lo estábamos con la enmienda número 21, que ha sido retirada, porque aunque efectivamente el pago del ascensor es un asunto importante en este campo de la Comunidad de Propietarios, nos inclinamos, junto con otros, a que esta materia se trate en los estatutos, en las decisiones de la propia Comunidad que pueden atender la casuística concreta. Conocemos ascensores que empiezan en las entreplantas, en las plantas bajas, en los sótanos, en los garajes, etcétera. Por tanto, hay todo un conjunto de problemáticas. La fijación en la Ley de no pagar por el servicio de ascensor podría ser un elemento perturbador en lugar de ser un elemento que solucionara problemas. Por ello, en relación con esta enmienda aún reconociendo que, sin duda alguna, habrá casos en los que el pago del ascensor deba ser excluido, la casuística posible que se puede dar en este punto aconseja no tomar una decisión en la ley y remitir la regulación a cada Comunidad, de acuerdo con las características del ascensor de que se trate.

En relación con la enmienda número 21, que ha sido retirada, ocurría lo mismo. No estoy de acuerdo con lo manifestado por el Grupo Parlamentario Popular. Pienso que la enmienda tiene sentido. Lo que ocurre es que, como decía al comienzo de mi intervención, teníamos la tendencia a convertir esta Ley en un ordenamiento, y regulamos un procedimiento especial para muchas cosas. Esta enmienda está dentro de esa tendencia. Se trata, en definitiva, de llegar a una solución que es propia de la legislación de arrendamientos urbanos; es decir, cómo se repercuten o no los gastos de una determinada obra. Es ahí donde realmente ha de regularse. El portavoz, como no podía ser de otra forma, ha sido sensible y ha retirado la enmienda atendiendo estas consideraciones.

Esta es nuestra posición en relación con las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos. En relación con las de nuestro Grupo las damos por defendidas en este momento.

Nada más. Muchas gracias.

 El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Marín Rite.

Esta Presidencia haciéndose eco de su pesar por el tiempo de trabajo empleado por la Ponencia, quiere indicar lo difícil que es modificar los plazos parlamentarios una vez que ya están establecidos. Pero, al mismo tiempo, quiere agradecer a todos sus miembros el esfuerzo tan importante que se ha hecho en la elaboración del informe, puesto que es cierto que desde la llegada de esta Ley hasta el debate que se está produciendo ahora mismo en el Senado, es evidente el trabajo de gran profesionalidad que se ha realizado. Por tanto, siento, por un lado, el corto espacio de tiempo de que ha dispuesto la Ponencia y, al mismo tiempo, reitero mi felicitación por su trabajo realizado en este corto espacio de tiempo.

Para el turno en contra, tiene la palabra el señor Cañellas.

 El señor CAÑELLAS FONS: Gracias, señor Presidente.

Si me permite dialogar un segundo con el Senador Marín Rite, he de decirle que no he hecho alusión a la enmienda número 21 del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos. Puedo haber-me equivocado. Creo no haber hecho mención, pero no tiene la más mínima importancia.

En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, ya que no se ha hecho un turno de defensa --cosa que hasta cierto punto me parece lógico, puesto que tenemos todavía algunos conceptos que aclarar--, mi Grupo sólo va a hacer referencia, de momento, a la enmienda número 5 para decir que va a proponer su aceptación en este trámite y, por tanto, su inclusión en el informe de la Ponencia.

Respecto al resto de las enmiendas, hay algunas cosas sobre las que la Ponencia y los miembros de la Comisión todavía podemos reflexionar de aquí a que se celebre la sesión plenaria en la que vamos a hablar de la Ley.

Dicho lo cual, señor Presidente, y si su señoría me lo permite, enlazo con la defensa de nuestras enmiendas, porque tenemos todavía algunas pendientes. A veces la economía procesal, señor Presidente, a la que somos ambos muy proclives, así lo aconseja.

Mi Grupo ha mantenido una serie de enmiendas algunas de las cuales se aprobaron en la Ponencia por mayoría. Otras, debatidas ya en Ponencia, vamos a proponer que se incluyan ahora. Y vamos a dejar las restantes, como decía el señor Marín Rite, para que podamos reflexionar sobre ellas.

Pongo por ejemplo, para empezar por el principio, la enmienda transaccional «in voce» que introducimos ya en Ponencia, de aceptar una nueva redacción del artículo primero de la Ley, primero de la proposición y 1 de la Ley 49/1960, donde se abarcara toda esa compleja denominación

de pisos, locales, locales de negocio y partes susceptibles de aprove-chamiento, que nos facilitara esa labor a la que hemos hecho referencia al hablar de las enmiendas números 12 y siguientes del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos.

También vamos a proponer la inclusión de algunas enmiendas presentadas por nuestro Grupo. Hemos de decir que la enmienda número 24 quedará sujeta asimismo a esta revisión de nomenclatura de locales, locales de negocio, etcétera, puesto que en ella se habla de piso o local de negocio.

 El señor PRESIDENTE: Senador Cañellas, ¿se refiere a las enmiendas adicionales que se van a proponer ahora en Comisión o son para el Pleno?

El señor CAÑELLAS FONS: Señor Presidente, lo iré diciendo en cada caso.

 El señor PRESIDENTE: ¿La del artículo 1 concretamente?

El señor CAÑELLAS: No, la del artículo 1 --como sabe el Letrado de la Comisión que es a quien más hay que agradecer la inmensa labor realizada-- es una piedra angular que nos va a permitir retocar toda una serie de enmiendas posteriores e incluso artículos de la Ley que no han sido objeto de enmienda, donde estamos siempre con esa distinción entre locales de negocio o no de negocio, pisos, o partes determinadas. Dicha enmienda está a resultas de toda esa revisión general que haremos. Quizá si llegamos a una acertada definición del artículo primero, con una nueva redacción de éste, nos ahorraremos muchas repeticiones, muchas distinciones que ahora no tienen lugar.

Señor Presidente, paso a continuación a las enmiendas números 23 y 24 que vamos a proponer que se incluyan ahora en este trámite de la Comisión, entendiendo que --repito-- la enmienda número 24, aunque ahora la aceptemos así, deberá quedar sujeta a esa revisión general referente a los locales de negocio.

Las enmiendas números 25 y 26 son al artículo cuarto de la proposición que equivale al artículo 9 de la Ley 49/1960. En este momento hemos presentado en la Mesa --ya dijimos en Ponencia que las dos eran coincidentes en algunas cosas-- una enmienda transaccional que constituye una refundición de las enmiendas números 25 y 26 con supresión parcial de algunos aspectos que en Ponencia ya habíamos indicado que no nos satisfacían. Por ejemplo, la inscripción en el Registro de la Propiedad implica --y se lo digo al Senador Zubia-- una modificación de la Exposición de Motivos en que se hace referencia a algo que va a desaparecer de la Ley.

Como quiera que esta enmienda transaccional la acabo de presentar ahora mismo y se ha facilitado a los demás grupos parlamentarios, no vamos a pretender que se incluya en el Informe, sino que la dejamos para ulterior trámite una vez que todos los grupos parlamentarios hayan podido reflexionar sobre ella.

También introducimos nuestra enmienda al artículo cuarto de la proposición, artículo 9.1 f) de la Ley 49/1960, y la dejaremos para ulterior aprobación, que se refiere a la supresión del inciso del artículo que habla de un seguro para riesgos extraordinarios. Señor Presidente, lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible. Los grupos parlamentarios tienen constancia de que contratar un seguro para riesgos extraordinarios es técnicamente imposible. Se necesita previamente un seguro de daños con el añadido de daños extraordinarios, que representa un recargo sobre el recibo, y el riesgo lo asume el consorcio asegurador. Por tanto, si la Comunidad no tiene previamente un seguro de daños normal, nunca podrá contratar un seguro de riesgos extraordinarios.

Nos proponemos incluir en este trámite nuestra enmienda número 28, a la que en Ponencia ya presentamos un texto diferente, más completo. Se añade un nuevo número cuatro al artículo 11 de la Ley 49/1960 en el que se delimita a quien corresponde el pago de derramas que vayan a ser exigidas en el tiempo. Si en el transcurso de ese período más o menos extenso en el que se están haciendo derramas a los copropietarios para atender alguna obra extraordinaria se produce una transmisión del piso, local de negocio o elemento susceptible de aprovechamiento independiente, hay que delimitar a cargo de quién van las cuotas pendientes de derramas extraordinarias. La enmienda lo resuelve diciendo que las cuotas son de aquel que sea propietario en el momento en que el pago de esas cuotas o esas derramas sea exigible. El pago de esas cuotas, no la adopción del acuerdo.

Igualmente, señor Presidente, tene-mos una enmienda transaccional al artículo undécimo que hemos presentado también a la Mesa, hoy mismo, sobre nuestras enmiendas números 32 y 33, complementarias entre sí y que se han refundido en un solo texto. Como es natural, esa enmienda queda sobre la mesa de los distintos grupos parlamentarios para que puedan estudiarla detenidamente, cosa que hasta el momento no se ha podido hacer.

La enmienda número 34, señor Presidente, es al artículo duodécimo de la proposición y es objeto también de una enmienda transaccional que hemos presenta-do en este acto y, por tanto, como otras anteriormente dichas, queda pendiente de su estudio por los demás Grupos Parlamentarios para que puedan pronunciarse de aquí al Pleno.

Voy a hacer referencia a la enmienda número 31 --que creo he olvidado-- que vamos a proponer que se acepte en Comisión. Se trata simplemente de la supresión de la voz «inmediatamente» al dar cuenta a la junta, puesto que en Ponencia no supimos determinar exactamente a qué lapso de tiempo se refiere inmediatamente y no encontramos ningún término que lo pudiera sustituir con verdadera precisión.

Finalmente, señor Presidente, tenemos también una enmienda transaccional a nuestras enmiendas números 45 y 46. Vamos a mantener la número 46, con una adición realizada también en el día de hoy, en un descubrimiento que hicimos en Ponencia y es que, en el artículo 396 del Código Civil, tal como figura en el texto del Congreso, se han olvidado de un elemento común importantísimo que es el

de las cubiertas. Por tanto, a nuestra enmienda número 46 hay que intercalarle la voz «cubiertas» después de la palabra «cimentaciones».

Cuando habla de suelos, vuelos, cimentaciones, incluir cubiertas, para ir en el edificio desde abajo hasta el tope.

En cuanto a la enmienda «in voce» o transaccional presentada en Ponencia relativa a la disposición final, sobre la que también teníamos que adoptar un criterio, creemos que más que una disposición final nueva, se trata de incluir un número 2 en la disposición final actual, de modo que quedaría: 1. «Quedan derogadas cuantas disposiciones» ; y 2. «Las Comunidades adoptarán los estatutos en el plazo de un año.»

(Continúa en la
siguiente columna )

HACIENDA
CONSULTAS EMITIDAS
POR LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTOS
ORGANO 26/05/2006
NORMATIVA Ley 37/1992 arts. 91-uno-, 2 15º
DESCRIPCION-HECHOS Una co-munidad de propietarios está realizando una serie de obras para cambiar la fontanería en toda la comunidad, para lo cual es necesario realizar también obras de albañilería.
CUESTION-PLANTEADA Tipo impositivo aplicable
CONTESTACION-COMPLETA:

1.- De acuerdo con lo establecido en el artículo 90, apartado Uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE del 29 de diciembre) el citado tributo se exigirá al tipo impositivo del 16 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente.

2.- Por su parte, el artículo 91, apartado uno.2, número 15º, de la Ley 37/92, establece que, se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento a las ejecuciones de obras de albañilería realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, cuando se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que el destinatario sea persona física, no actúe como empresario o profesional y utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, también se comprenderán en este número las citadas ejecuciones de obra cuando su destinatario sea una comunidad de propietarios.

b) Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.

c) Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 20 por ciento de la base imponible de la operación.


El artículo 12 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (Boletín Oficial del Estado de 18 de diciembre), establece lo siguiente:

"1. Las normas tributarias se interpretarán con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 3 del Código Civil.

2. En tanto no se definan por la normativa tributaria, los términos empleados en sus normas se entenderán conforme a su sentido jurídico, técnico o usual, según proceda".

Según dispone el artículo 3º del Código Civil, "las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la reali-dad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo funda-mentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas".

No existiendo una definición de “albañilería” en el ordenamiento tributario, procede considerar, a los efectos de la aplicación del tipo reducido en el Impuesto sobre el Valor Añadido, la definición dada por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, según el cual, albañilería “es el arte de construir edificios u obras en que se empleen, según los casos, ladrillo, piedra, cal, arena, yeso u otros materiales semejantes”.

Esta Dirección General estima que, a efectos de lo dispuesto en el artículo 91.uno.2.15º de la Ley 37/1992, deben considerarse “ma-teriales aportados” por el empre-sario o profesional que ejecuta las obras de albañilería realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas todos aque-llos bienes corporales que, en eje-cución de dichas obras, queden incorporados materialmente al edificio, directamente o previa su transformación, tales como los ladrillos, piedras, cal, arena, yeso y otros materiales semejantes a que se refiere la citada definición de albañilería contenida en el Diccio-nario de la Real Academia Española de la Lengua. Además el coste de dichos materiales no debe exceder del 20 por ciento de la base imponible de la operación. Si supera dicho importe no se aplicará el tipo del 7 por 100.


Por tanto, sólo se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento previsto en el artículo 91.Uno.2.15º de la Ley 37/1992 a aquellas ejecuciones de obra de albañilería, en los términos definidos anteriormente, que se realicen en las condiciones indicadas por el citado precepto, tengan por destinatario a quien utiliza la vivienda para su uso particular o a una comunidad de propietarios de viviendas o mayori-tariamente de viviendas.

Las operaciones en las que no concurra lo expuesto anteriormente como es el caso de las ejecuciones de obra de electricidad, gas, fonta-nería, calefacción, pintura, soldadu-ra y carpintería, informes técnicos, realizadas en la vivienda ya term-inada, tributarán al tipo impos-itivo del 16 por ciento.


Por otra parte, en relación con la aplicación del tipo impositivo reducido a las obras de albañilería resulta aplicable lo dispuesto en el artículo 26 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre (Boletín Oficial del Estado del 31) en la nueva redacción dada a dicho precepto, por el artículo primero, 3 del Real Decreto 3422/2000, de 15 de diciembre (Boletín Oficial del Estado del 16) que dispone que las circunstancias de que el destinata-rio no actúa como empresario o profesional, utiliza la vivienda para uso particular y que la construcción o rehabilitación de la vivienda haya concluido al menos dos años antes del inicio de las obras, podrán acre-ditarse mediante una declaración escrita firmada por el destinatario de las obras dirigida al sujeto pasivo, en la que aquél haga constar, bajo su responsabilidad, las circunstancias indicadas ante-riormente.

En el caso de las obras realizadas por los consultantes cuando encajen con la definición aportada en los párrafos anteriores tribu-tarán al 7 por ciento y el resto de las obras al tipo general del 16 por ciento.

En todo caso deberán cumplirse el resto de los requisitos previstos en el artículo 91.Uno.2.15º de la Ley 37/1992.

3.- En relación con lo anterior, el artículo 79, apartado dos de la Ley 37/1992 dispone que “cuando en una misma operación y por precio único se entreguen bienes o se presten servicios de diversa natu-raleza, incluso en los supuestos de transmisión de la totalidad o parte de un patrimonio empresarial, la base imponible correspondiente a cada uno de ellos se determinará en proporción al valor de mercado de los bienes entregados o de los servicios prestados.”

Es decir, que cuando por un precio único se realicen distintos servicios que tributan a distintos tipos impositivos, como puede ser el caso, la base imponible corres-pondiente a cada servicio se dete-rminará repartiendo el precio único cobrado, entre los distintos servi-cios, en proporción al valor de mer-cado de cada de uno de ellos, y aplicando el tipo impositivo corres-pondiente.

4.- Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

SENTENCIAS DEL T.S.

OBRAS EN ELEMENTOS COMUNES SIN AUTORIZACIÓN DE LOS COPROPIETARIOS.

El artículo 396 precisa la necesidad de la existencia de elementos comunes en los inmuebles some-tidos al régimen de la Propiedad Horizontal, mediante una relación enunciativa, no cerrada, de los de esta clase, hasta el punto de que puede ser considerado como común todo aquello que no fue designado expresamente como elemento privativo y que, además, sirva para el servicio general.


Sede: Madrid
Sección: 1
N° de Recurso: 4062/1999
N° de Resolución: 695/2006
Fecha de Resolución: 20060706
Procedimiento: CIVIL
Ponente: ROMAN GARCIA VARELA

http://www.valcap.es/html/
Jurisprudencia%20general/
sentencia%20ts%202006/no_de_
resolucion_695_2006.htm?
ObjectID=1479


RECLAMACIÓN DE GASTOS COMU-NES. RECEPCIÓN POR EL COPRO-PIETARIO DEL REQUERIMIENTO DE PAGO.

Sede: Madrid
Sección: 1
N° de Recurso: 4862/1999
N° de Resolución: 697/2006
Fecha de Resolución: 20060705
Procedimiento: CIVIL
Ponente: PEDRO GONZALEZ POVEDA

Decálogo de Ética
del Propietario de Fincas Urbanas

I. Al comprar una vivienda, se pondrá en contacto con el administrador para presentarse, haciéndole entrega a su vez de una carta indicando: Titular registral de la finca adquirida (entregará fotocopia del primer folio de la escritura de adquisición de la vivienda y el folio donde viene el correspondiente cajetín de inscrip-ción de la finca en el Registro de la Propiedad), facilitará el domicilio para las notificaciones de la comunidad y numero de cuenta bancaria donde se le giren los recibos de la comunidad.

II Asistirá a las Juntas de Propietarios, con espíritu dialogante y constructivo.

III No devolverá los recibos de la comunidad. Y estará al corriente de sus obligaciones dinerarias.

IV Comunicará al administrador por escrito cualquier anomalía que detecte en el edificio.

V Antes de hacer una obra en su vivienda, (añadir terrazas, poner aire acondicionado, etc.,) consul-tará con el administrador si lo permite la ley, si no lo permitiese, enviará una carta al Presidente de la Comunidad para solicitar que en la próxima Junta de Propietarios, se debata, como un punto más, en el Orden del día.

VI Cumplirá las normas de convivencia y de educación más elementales.

VII Cumplirá las ordenanzas municipales que tengan relación con la edificación (sanitarias, ambientales, etc.)

VIII Cumplirá a rajatabla la normativa contra incendios de su Comunidad Autónoma.

IX No se negará nunca a ser presidente de su Comunidad, cumpliendo con su cargo como lo haría un buen padre de familia.

X No verá en el administrador un enemigo a batir, y sí aun fiel colaborador de la comunidad, que como a tal le debe tratar.

ESTOS DIEZ PUNTOS SE RESUMEN EN DOS: COMPORTARSE CON EDUCACIÓN Y CUMPLIR CON LAS OBLIGACIONES DE PROPIETARIO QUE MANDA LA LPH

 

LEGISLACIÓN

CORTES GENERALES
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO

(Continúa de la
columna anterior)

Y el número 2 pasará a ser el número 3. «La presente Ley entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».» Señor Presidente,esto es todo en cuanto a las enmiendas que momentáneamente mi grupo pretende que se incluyan en el dictamen para entrar a formar parte del texto de la futura Ley de reforma de la Ley de la Propiedad Horizontal.

Nada más. Muchas gracias.

 El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Cañellas.

Con independencia de que ahora pasaremos al turno de portavoces esta Presidencia quiere proponer, a la vista de que parece que están claras las propuestas del propo-nente del Grupo Parlamentario Popular, para que no haya confu-sión a la hora de votar, suspender la Comisión durante dos minutos a los efectos de que todos los portavoces clarifiquen sus ideas.

En el informe de la Ponencia ha habido una serie de propuestas del proponente del Grupo Parlamen-tario Popular de inclusión de ciertas enmiendas, algunas de las cuales están a su vez modificadas por transaccionales. Además, la enmienda número 46 tiene a su vez un texto adicional con una transaccional para incluir el término de las cubiertas.

 El señor CAÑELLAS FONS: Pero no la incluimos ahora.

 El señor PRESIDENTE: Ahora no. Precisamente por eso sería conveniente, si no les importa, suspender la Comisión durante dos minutos para que además el Letrado pueda tener conocimiento exacto de las peticiones de inclusión al texto del dictamen.

 El señor MARIN RITE: Tal vez no sea necesario suspenderla.

 El señor PRESIDENTE: Señor Marín Rite, intento dirigir la sesión en los términos de colaboración de los grupos para que haya la mayor claridad en lo referente a lo que se va a someter a votación. Si el Grupo Parlamentario Socialista lo tiene absolutamente claro, propo-nemos la votación con la propuesta que hemos entendido del Grupo Parlamentario Popular y no la suspendemos. Lo dejo a consideración de la Comisión, ya que esta Mesa procura siempre ir hacia el mejor funcionamiento de la misma.

¿Hay algún inconveniente en que suspendamos la Comisión y así proponemos lo que se va a votar? (Pausa.) Se suspende la sesión por dos minutos. Si lo desean, lógicamente se hace antes del turno de portavoces con objeto de que tengan a bien después manifestarse. (Pausa.) La Presiden-cia informa a la Comisión que la Ponencia, por unanimidad, ha incluido en su texto la enmienda número 5 del Grupo Parlamentario Socialista y, por mayoría, las enmiendas números 23, 24 y 31 del Grupo Parlamentario Popular, así como la enmienda número 28. Al mismo tiempo, la propuesta relativa a la disposición final es la inclusión de un nuevo apartado dos, que trasladará el actual apartado segundo al apartado tercero.

Se va a proceder por el señor Letrado a dar lectura a la propuesta relativa a la enmienda número 28 y a la disposición final conforme al texto entregado.

 El señor LETRADO: El texto que propone la Ponencia relacionado con la enmienda número 28 para el apartado cuarto del artículo 11 de la Ley de Propiedad Horizontal es el siguiente: «Las derramas para el pago de mejoras realizadas o por realizar en el inmueble serán a cargo de quien sea propietario en el momento de la exigibilidad de las cantidades afectas al pago de dichas mejoras.» Con respecto a la adición de un nuevo apartado a la disposición final, el texto es el siguiente: «Los estatutos de las Comunidades de Propietarios se adaptarán en el plazo de un año a lo dispuesto en la presente Ley.»

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Letrado.

En virtud de lo cual procedemos a votar el texto de la Ponencia con la incorporación de las enmiendas anteriormente mencionadas y las dos transaccionales, a cuya lectura ha procedido el señor Letrado.

Antes de efectuar la votación, vamos a pasar al turno de portavoces.

¿Grupo Parlamentario Mixto? (Pausa.) Por el Grupo de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra el Senador Zubia.

 El señor ZUBIA ATXAERANDIO: Señor Presidente, voy a intervenir con brevedad, porque nuestro grupo tiene absolutamente claro que no tiene nada claro... (Risas.) ... cuál va a ser el devenir final de este proyecto de ley que en este momento nos ocupa. Agradecemos la disposición del Grupo Parlamentario Popular en cuanto que hay una serie de temas que van a ser objeto de reflexión de cara a la sesión plenaria; hay una serie de incorporaciones que se producen en este momento al Informe de la Ponencia; hay una serie de transaccionales sobre la Mesa para su pertinente estudio y obviamente haremos precisamente eso, esperar a ver lo que ocurre con esa reflexión, esperar a ver qué pasa con las incorporaciones y con las transaccionales que están sobre la Mesa después de su estudio. Tanto nuestra valoración como nuestra posición global sobre el proyecto la manifestaremos en ese trámite procesal que es, en definitiva, la sesión plenaria a celebrar dentro de quince días.

Nada más, señor Presidente.

 El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Zubia.

Por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, tiene la palabra el Senador Capdevila.

 El señor CAPDEVILA I BAS: Muchas gracias, señor Presidente.

Voy a intervenir también con mucha brevedad. En primer lugar, respecto a las enmiendas formula-das por el Grupo Parlamentario Mixto, vamos a rechazarlas por considerar que prácticamente son solicitudes repetitivas y que ya constan sobradamente en el texto original del proyecto de ley.

En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, nuestro apoyo, a resultas también del redactado final, de las enmiendas números 12, 13, 14, 16, 19 y 20, y nuestro rechazo a las enmiendas números 15 y 18. Seguimos el criterio mantenido por el Senador Marín Rite en cuanto a los argumentos empleados para el rechazo de estas enmiendas. Entendemos que, evidentemente, en lugar de beneficiar quizás entorpecerían la labor y la finalidad del proyecto de ley.

En cuanto a las enmiendas del Grupo Parlamentario Socialista, las iremos debatiendo y negociando de aquí al Pleno, con excepción de la enmienda número 5, que es aceptada por unanimidad.

Respecto a las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular, me parece que han sido aceptadas también por mayoría las enmiendas números 23, 24, 28 y 31, así como la disposición final en los términos que ha leído el Letrado de la Comisión.

El resto de las enmiendas no tienen una redacción definitiva y podrían ser objeto de una redacción más apurada de aquí al Pleno. Por consiguiente, nuestro apoyo o rechazo vendrá contemplado a tenor de la redacción definitiva.

Muchas gracias, señor Presidente.

 El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Capdevila.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el Senador Marín Rite.

 El señor MARIN RITE: Gracias, señor Presidente.

Señorías, comenzábamos nuestra intervención afirmando por una parte la característica peculiar de esta Ley en cuanto a su minuciosidad, su particularismo, que es evidente, en la regulación de todo lo que se refiere a la propiedad de casas por pisos, a la reclamación de deudas comunitarias y de todo el complejo mundo de las comunidades de propietarios. Por otra parte, decimos también que por razones en las que ahora no vamos a detenernos, la Ley no venía de Ponencia con la suficiente preparación, a pesar del esfuerzo realizado. El Senador Cañellas, en su intervención, nos ha dado la razón en el sentido de que existe esta falta de preparación, a pesar de su competencia y profesionalidad.

Lo que ocurre sencillamente es que nos falta una sesión donde podamos limar todas estas cuestiones que aún no lo están y fijar todos los criterios que no están aún fijados. Naturalmente, el criterio final será siempre el del grupo de la mayoría en el caso de que no haya acuerdo. Hay asuntos importantes que se han planteado aquí que no son cosas de matiz.

Respecto al seguro de los riesgos extraordinarios, no coincidimos con la afirmación de que es imposible; es decir, el seguro de riesgos extraordinarios, unido a otro seguro, es perfectamente posible. Este y otros muchos temas conviene precisarlos. La pequeña experiencia que este Senador tiene en estos asuntos le lleva a la preocupación de que cuando lleguemos al Pleno pueda ocurrirnos algo parecido. Como, en definitiva, se trata de que la Ley que va a regular este complejo mundo de las comunidades de propietarios del que tanta gente está pendiente se haga lo mejor posible --ésta es la finalidad que a todos nos guía-- sugiero que de alguna manera se ordene, no ya la Ponencia, porque no es posible, pero que antes del Pleno se ordene una reunión de trabajo donde preparemos las posibles transaccionales, independientemente de que haya o no acuerdo.

Esa es otra cuestión. Pero que se intente, porque me temo que podemos encontrarnos en aquel momento en una situación parecida a la que nos encontramos ahora. En este sentido, pienso que es constructivo.

Nada más. Muchas gracias.

 El señor PRESIDENTE: Gracias, Senador Marín Rite.

Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el Senador Cañellas.

 El señor CAÑELLAS FONS: Gracias, señorías.

Aunque no es lo normal, empiezo por el final, por la intervención del señor Marín Rite, señor Presidente.

Senador Marín Rite, lo tengo bastante claro y no gracias a mi profesionalidad sino a que tengo los criterios definidos desde el principio. Lo único que ha tratado mi grupo es de que los demás grupos puedan reflexionar sobre los criterios que él mantiene. Su señoría recordará que en Ponencia dijimos que esto había que arreglarlo y yo lo dije: déjeme el tiempo suficiente para que traiga un texto que elimine estos inconvenientes o esas barreras jurídicas que ustedes ven en ese tema concreto. Los he traído hoy. Me hubiera sido fácil decir, en aras de la claridad, que lo que traigo escrito va al informe de la Ponencia sin necesidad de más.

Pretendo que entre todos nos clarifiquemos. Si me permite el señor Presidente --me refiero al Senador Zubia que no lo tiene claro--, las enmiendas números 15 y 18, no. Las enmiendas números 12, 13, 14, 16, 17 y 19 sí, pero condicionadas; es decir, sí en su espíritu, sí en el criterio que mantienen, pero no en la redacción exacta, puesto que queremos llegar a una redacción más uniforme para todos los preceptos de la ley, incluso en los artículos a los que no se refieren los Senadores vascos en sus enmiendas.

Señor Marín Rite, estoy totalmente de acuerdo con usted en que los que hemos sido ponentes, que dejamos de serlo hoy puesto que ha terminado el Informe de la Ponencia, sigamos trabajando en esta misión que nos hemos impuesto para que la ley sea lo más factible, lo más creíble, lo más asequible para todo el mundo, incluso

como su señoría decía aunque adquiera tintes de manual, para que quienes lo manejan y no sean profesionales puedan entenderla. En una de las enmiendas transaccionales que he traído sobre nuestras propias enmiendas, he tenido que hacer una variación sobre nuestro criterio inicial que teníamos porque me he dado cuenta de que se estaba diciendo, sin quererlo, una barbaridad jurídica, a lo que todos estamos expuestos, y los que ejercemos la profesión, su señoría lo sabe más que nadie, un día sí y otro también, porque se necesita releerlo y darse cuenta que donde se dice eso no se quiere decir lo que no se está queriendo decir sino una cosa totalmente distinta. Pienso que no es necesario que nos lo ordene nadie. Somos lo suficientemente mayores como para que podamos contribuir a darnos luz, a traernos ayuda, a aclararnos lo que a veces por deformación profesional no estamos en situación de ver. Reconozco que la Ley es difícil. Para mí mucho más porque soy un discípulo de un viejo jurista que decía que en el año 1960 cuando inventaron --y lo decía así-- la Ley de Propiedad Horizontal alguien se olvidó de un artículo del Código Civil, cuyo número exacto ahora no recuerdo, que dice que nadie puede ser obligado a permanecer en una Comunidad contra su voluntad. Y si ahora hemos inventado la cuadratura del círculo les obligamos a permanecer en la comunidad y «per in sæcula sæculorum». Le confieso aquí en tono cordial, si el señor Presidente me lo permite, que cuando empecé a ver la ley dije: vendo el piso y me voy a vivir a un chalet. (Risas.) Nada más. Muchas gracias.

 El señor PRESIDENTE: Que usted lo disfrute, señor Cañellas. (Risas.) Terminado el debate y con las modificaciones ya expuestas al Informe de Ponencia, unas por unanimidad y otras por mayoría, procedemos a la votación del Informe de la Ponencia con dichas modificaciones.

Recuerdo que esta Ley consta de 20 artículos, una disposición adicional, una transitoria y una final.

Tiene la palabra el Senador Marín Rite.

El señor MARIN RITE: Voy a pedir votación separada de los artículos 4, 8, 9, 12 y 16 del proyecto de ley.

 El señor PRESIDENTE: Procede-mos, por tanto, en primer lugar, a los artículos 4, 8, 9, 12 y 16.

 Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, 13; en contra, siete; abstenciones, dos.

 El señor PRESIDENTE: Queda aprobado el texto de la Ponencia relativo a estos artículos.

Si no hay inconveniente procede-mos a la votación del resto de los artículos, la disposición adicional, la disposición transitoria y la disposición final.

 Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: Votos a favor, 13; abstenciones, nueve.

 El señor PRESIDENTE: Queda aprobado el texto.

Terminada la votación se proclama que ha sido dictaminada por la Comisión de Justicia la proposición de ley de reforma de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre la Propiedad Horizontal.

Dictaminada la proposición de ley, la Comisión debe designar al representante de la misma que lleva a cabo la presentación del dictamen ante el Pleno de la Cámara.

¿Alguna propuesta de los señores portavoces? Tiene la palabra el portavoz del Grupo Parlamentario Popular.

 El señor PRADA PRESA: Gracias, señor Presidente.

El Grupo Parlamentario Popular propone que sea su señoría, el señor Presidente, quien presente ante el Pleno de la Cámara esta proposición de ley.

 El señor PRESIDENTE: ¿Alguna otra proposición? ¿Se entienden todas aprobadas? (Pausa.) Se levanta la sesión.

 Eran las dieciocho horas y cuarenta y cinco minutos.