LLAVE EN MANO
Las últimas novedades y noticias
del mundo inmobiliario

Nº 29
Agosto/2006

 
 
NOTICIAS

LOS EDIFICIOS MÁS "LOCOS" DEL MUNDO

La arquitectura es un arte que muchas veces resulta imposible de catalogar. Una casa que baila, una vivienda torcida o un edificio en triángulo son algunos ejemplos que demuestran que sobre ladrillos y techos nunca está todo creado

Los turistas del mundo suelen buscar los edificios más represen-tativos para fotografiarse o filmar-se como recuerdo de sus viajes.

A las tradicionales obras de la arquitectura internacional, que suelen ser los iconos de las ciudades más importantes del pla-neta, hay que agregar ahora una lista de las construcciones insólitas.

Crooked House"
Construida en 2004, es una insólita atracción turística y comercial situad en el centro de compras de Rezident en Sopot, Polonia y fue diseñada por la firma arquitec-tónica Szotynscy y Zaleski.

"Dancing House"
Se considera como uno de los edificios polémicos más verdade-ros en Praga. Se construyó entre 1992 y 1995, por los arquitectos V. Milunic y F. Gehry


"Robot Building"
El gran banco de Asia es un edificio famoso en Bangkok. Fue hecho en 1985, y su aspecto robótico es un símbolo para garan-tizar los depósitos en el mundo de las finanzas modernas.

"Ripley's Building"
Es una verdadera de la herencia de Ripley, fue construido en 1998 para reflejar un fuerte terremoto registrado en 1812. Constituye uno de los atractivos mas fotografiados de Orlando y tal vez de todo Estados Unidos.


"The Wilson Hall"
Construido entre 1971 y 1974, con singular diseño proporciona espa-cio para laboratorios, oficinas, y salas de ensayos para más de 1500 científicos. Además contienen todas las clases de experimentos extraños.

"135 Degree Angle"
Esta casa extraña no tiene un nombre oficial, sino que tiene un ángulo de 135 grados. Constuida por arquitectos orientales tiene una azotea rosada y toda una dis-torsión visual que puede confundir a los viajeros.

"Hotel Sofitel"
Los templos tradicionales en Japón inspiraron el diseño único de este hotel. La Tokio Sofitel tiene 72 cuartos y 11 habitaciones con 3 pi-sos y salas de reunión de alta tecnología.

"Triangle Building"
Es una maravilla que se destaca en entre rascacielos cuadrados y repletos de oficinas particular diseño permite plantearse muchas dudas sobre su interior y entre ellas si los cuartos de baño también son triangulares.

"The Astra Haus"
El edificio extraño es una cervecería en Hamburgo, Alemania pero el año pasado, fue totalmente modificado por una corporación de bebidas que no tenia relación con la celebre cerveza Astra


"Upside Downer"
Este edificio tiene sobre 100 exhibiciones interactivas para todos los que visiten Florida y constituye un lugar de encuentro muy especial para todos los artistas pop estadounidenses.


CONSULTA

CASAS
PREFABRICADAS

Se plantea si es necesario licencia de obra para la inscripción de una declaración de obra nueva prefa-bricada.

La casa prefabricada, conforme al art. 334 CC, sería bien inmueble, una de dos, o por destino o por incorporación. En el primer caso, alcanzaría tal condición por la decisión de su propietario de destinarla al servicio del solar, cuya vida jurídica seguirá en adelante, mientras que por incorporación lo sería si fueran necesarias algunas obras para fijarla al terreno, de modo que no se pudiera separar de él sin menoscabo.
En el primer caso, la declaración de obra nueva vendría a expresar la decisión del propietario de destinar la casa al servicio del inmueble, mientras que en el segundo, manifestaría la realización de obras de unión de la construcción prefabricada al suelo. Parece que en ambos casos es necesaria la licencia urbanística a fin de comprobar que el proyecto de instalación de la casa es conforme con el planeamiento.

En el primer caso, la declaración de obra nueva vendría a expresar la decisión del propietario de destinar la casa al servicio del inmueble, mientras que en el segundo, manifestaría la realización de obras de unión de la construcción prefabricada al suelo. Parece que en ambos casos es necesaria la licencia urbanística a fin de comprobar que el proyecto de instalación de la casa es conforme con el planeamiento.

Otra cosa distinta, en el caso de que no haya obras de anclaje o adhesión al terreno, es que no quepa la certificación del técnico de la finalización de la obra conforme al proyecto. Sin embargo, tratándose de un solar, parece imprescindible un mínimo de obras para dar al conjunto prefabricado suministro y evacuación de aguas y energía eléctrica, por lo que la intervención del técnico resulta igualmente necesaria.

 

 

 

CONSEJOS

DECÁLOGO DE ÉTICA DEL ADMINISTRADOR

I

Consultará con los propietarios la elaboración de normas adecuadas de transparencia administrativa que incluyan el procedimiento para atribuir la realización de gastos, el pago bancario de gastos, etc., las cuales serán debatidas y consagradas por simple mayoría de los presentes en la primera asamblea que convoque, sea ordinaria o extraordinaria, así como las normas de convivencia mas elementales y las normas de uso de los distintos elementos de la comunidad

II

Se apartará de su cargo cuando tenga la certeza de que más de la mitad de los propietarios del Comunidad que administra le ha retirado su confianza

III

Procurará en toda convocatoria a asamblea que la notificación a los propietarios sea fehaciente. En cada asamblea que se celebre, como primer punto del orden del día, luego de las formalidades de estilo, presentará a todo nuevo morador del edificio y a su familia, así sea propietario, inquilino o mero ocupante legítimo


IV

Llevará una lista permanentemen-te actualizada de la identidad y domicilio de los propietarios inte-grantes de la Comunidad, exigién-doles una copia simple del título de propiedad que los acredite como tales. En caso de negativa de alguno de ellos, deberá tramitar a su costa el correspondiente informe de dominio. También exigirá de los propietarios declarar la identidad de los moradores de sus respectivas viviendas

V

Invitará como oyentes sin voto a aquellos moradores del edificio que costean por los propietarios los gastos comunes, cuando se traten temas relativos a la admi-nistración y buen gobierno de la Comunidad

VI

Anualmente rendirá cuentas de su gestión, poniendo a disposición de los propietarios y/o los profesio-nales que ellos designen, toda la documentación  garante, incluyen-do los originales,  de la misma a efectos de su examen, con no me-nos de quince días de antelación a la asamblea respectiva

VII

Fomentará el conocimiento mutuo de los propietarios, pudiendo a tal fin organizar encuentros y reu-niones informales por motivos solidarios o de buena vecindad: fiesta de Navidad, fiesta apertura de piscina, charlas sobre la LPH, concursos de mus, etc.

VIII

Deberá proveer, en la medida en que lo permitan sus posibilidades, un local adecuado y digno para la celebración de las asambleas

IX

En ningún caso y salvo expresa comisión de la asamblea realizará préstamos a la Comunidad que administra, poniendo en conoci-miento de los copropietarios que la comunidad no tiene saldo suficiente para responder de sus obligaciones pecuniarias

X

En ningún caso tomará comisiones de los proveedores de la Comunidad, y comunicará a los componentes de la Comunidad, si es consciente o tuviese indicios de que el Presidente, algún otro miembro de la Junta o el Portero se estuviese lucrando a costa de la Comunidad de Propietarios

 

REFRÁN O FRASE CÉLEBRE

Fachada lateral norte del Ayuntamiento de Becerril de Campos

Fue construido entre 1904 y 1909 en el lugar que ocuparon las antiguas escuelas, la cárcel y los portales antiguos. Obra del arquitecto Rafael Geigel Sabat tiene dos plantas y la fachada principal remata en una torre con reloj. Todas las fachadas del edificio llevan sobre las ventanas refranes y proverbios morales, con una intención cívica y educativa tan en boga en la época en la que fue construido, y quizá debido a que las escuelas públicas se situaban en sus bajos.

Para comprar volver a Valcap.es

 

 

 

 

ACTUALIDAD

DOCUMENTO BÁSICO HS SALUBRIDAD

Artículo 13. Exigencias básicas de salubridad (HS)

1. El objetivo del requisito básico “Higiene, salud y protección del medio ambiente”, tratado en adelante bajo el término salu-bridad, consiste en reducir a lími-tes aceptables el riesgo de que los usuarios, dentro de los edificios y en condiciones normales de utili-zación, padezcan molestias o enfermedades, así como el riesgo de que los edificios se deterioren y de que deterioren el medio ambiente en su entorno inmediato, como consecuencia de las ca-racterísticas de su proyecto, cons-trucción, uso y mantenimiento.

2. Para satisfacer este objetivo, los edificios se proyectarán, constru-irán, mantendrán y utiliza-rán de tal forma que se cumplan las exi-gencias básicas que se establecen en los apartados siguientes.

3. El Documento Básico “DB HS Salubridad” especifica parámetros objetivos y procedimientos cuyo cumplimiento asegura la satisfac-ción de las exigencias básicas y la superación de los niveles mínimos de calidad propios del requisito básico de salubridad.

13.1 Exigencia básica HS 1: Protección frente a la humedad

Se limitará el riesgo previsible de presencia inadecuada de agua o humedad en el interior de los edificios y en sus cerramientos como consecuencia del agua procedente de precipitaciones at-mosféricas, de escorrentías, del terreno o de condensaciones, dis-poniendo medios que impidan su penetración o, en su caso permitan su evacuación sin producción de daños.

13.2 Exigencia básica HS 2: Recogida y evacuación de residuos

Los edificios dispondrán de espa-cios y medios para extraer los residuos ordinarios generados en ellos de forma acorde con el sistema público de recogida de tal forma que se facilite la adecuada separación en origen de dichos residuos, la recogida selectiva de los mismos y su posterior gestión.

13.3 Exigencia básica HS 3: Calidad del aire interior

1 Los edificios dispondrán de medios para que sus recintos se puedan ventilar adecuadamente, eliminando los contaminantes que se produzcan de forma habitual durante el uso normal de los edificios, de forma que se aporte un caudal suficiente de aire exterior y se garantice la extracción y expulsión del aire viciado por los contaminantes.

2 Para limitar el riesgo de con-taminación del aire interior de los edificios y del entorno exterior en fachadas y patios, la evacuación de productos de combustión de las instalaciones térmicas se produci-rá, con carácter general, por la cubierta del edificio, con indepen-dencia del tipo de combustible y del aparato que se utilice, de a-cuerdo con la reglamentación es-pecífica sobre instalaciones térmicas.

13.4 Exigencia básica HS 4: Suministro de agua

Los edificios dispondrán de medios adecuados para suministrar al equipamiento higiénico previsto de agua apta para el consumo de forma sostenible, aportando cauda-les suficientes para su funciona-miento, sin alteración de las pro-piedades de aptitud para el consu-mo e impidiendo los posibles retor-nos que puedan contaminar la red, incorporando medios que permitan el ahorro y el control del agua.

LEGISLACIÓN
CATALUÑA
Ley 5/2006, de 10 de mayo, del Libro Quinto del Código Civil de Cataluña, relativo a los derechos reales.

Es un paso más en el proceso de conservación, modificación y desarrollo del derecho civil catalán. Este proceso, iniciado con la Ley 13/1984, de 20 de marzo, de reforma de la Compilación del derecho civil de 1960, ha continuado a lo largo de varias legislaturas. Los hitos más relevantes han sido:

-La aprobación del Código de sucesiones, por la Ley 40/1991, de 30 de diciembre


-El Código de familia, contenido de la Ley 9/1998, de 15 de julio,


-La Ley 10/1998, de 15 de julio, de uniones estables de pareja,

-La Ley 29/2002, de 30 de diciembre, primera ley del Código civil de Cataluña, la cual establece su estructura y elaboración en forma de código abierto, que es preciso construir a partir de un proceso continuado para poder adaptarse de forma flexible a las necesidades sociales y a los avan-ces de la ciencia jurídica de cada momento.

Y la presente ley que aprueba el libro quinto del Código civil de Cataluña, relativo a los derechos reales. Esta ley refunde y modifica parcialmente la legislación aprobada por el Parlamento en materia de derecho de cosas y le da unidad interna. Son seis leyes las afectadas, desde la Ley 6/1990, de 16 de marzo, de los censos, hasta la Ley 19/2002, de 5 de julio, de derechos reales de garantía.

Trata de instituciones funda mentales en el derecho de cosas, como son la posesión, la propiedad y las situaciones de comunidad, especialmente la llamada propiedad horizontal, e introduce la regulación de los derechos de vuelo y de hipoteca.
Entre los principios que la sustentan están los de libertad civil, el de protección de los consumidores o de personas con necesidad de protección especial, de buena fe, de promoción de la seguridad jurídica preventiva, y de la función social de la propiedad. Sus disposiciones tie-nen carácter de derecho co-mún en Cataluña. Estructura y conte nido: El libro quinto está formado por 382 artículos. Se distribuye en seis títulos.

El título I establece unas disposiciones generales sobre los bienes cuyo concepto se toma en un sentido amplio, de modo que incluye los derechos. Estipula que los animales no tienen la consideración de cosas.

El título II contiene la regulación de la posesión, considerada co-mo un mecanismo primario de publicidad de derechos. Regula los criterios de liquidación de la situación posesoria. Configura la adquisición de buena fe de bienes muebles como mecanismo trans-misor del derecho sobre el bien poseído.

El título III regula la adquisición y extinción del derecho real. Desarrolla la tradición en concordancia con los títulos de adquisición, configurando el sistema transmisor adquisitivo de acuerdo con la teoría del título y del modo vigente tradicionalmente en el ordenamiento jurídico catalán.
También regula la donación, a la que reconoce la consideración de título de adquisición, junto con la sucesión, el contrato, la ocupación, la accesión y la usucapión. A pesar de ello, las donaciones por razón de matrimonio o entre cónyuges y las donaciones por causa de muerte se mantienen en el Código de familia y en el Código de sucesiones. Ver D. Tr. 3ª. En cuanto a la usucapión, este título reduce los plazos de la posesión para usucapir a tres años para los bienes muebles y a veinte para los inmuebles y regula su interrupción y suspensión. La disposición transitoria 2ª determina el régimen de las usucapiones iniciadas antes de la entrada en vigor de esta Ley.

El título IV establece una regulación general del derecho de propiedad. Sistematiza los títulos adquisitivos exclusivos del derecho de propiedad, con una simplificación notable respecto de los textos que sustituye. También fija la normativa civil de la acción reivindicatoria, como exponente de la protección del derecho en caso de expolio. Ver D. Tr. 4ª. El capítulo V regula las restricciones del ejercicio del derecho de propiedad de acuerdo con su función social: Cuando las establecen las leyes, constituyen los límites del derecho de propiedad si son en interés de la comunidad y constituyen sus limitaciones si son en interés de particulares indeter minados, normalmente los vecinos, incluidos en este caso los copropietarios de los inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal.

El título V regula las llamadas situaciones de comunidad. En la comunidad ordinaria se plasman algunas novedades, sobre todo en materia de división de la comunidad de bienes. La regulación de las situaciones que resultan del régimen jurídico voluntario de la propiedad horizontal es una de las novedades de más trascendencia social del Código y está recogida en el capítulo III. Se distribuye en cuatro secciones. La primera contiene las disposiciones generales, con la configuración de la comunidad, el título de constitución, en cuya regulación se garantizan los derechos de los futuros adquirentes de pisos o locales, y el funcio namiento de la junta de propietarios, limitándose el principio de unanimidad a casos muy puntuales. Las secciones segunda y tercera regulan la propiedad horizontal simple y la compleja, esta última adecuada a los conjuntos inmobiliarios con varios edificios pero con zonas comunitarias como son piscinas o zonas de recreo. Es preciso destacar también la regulación de las zonas comunes de uso privativo y de los elementos privativos de uso común, el establecimiento de la acción de cesación sobre determinadas actividades y la exclusión de los derechos de tanteo y retracto para los locales con garajes y otros usos similares. La sección cuarta regula la propiedad horizontal por parcelas y, de acuerdo con la práctica jurídica, extiende los principios de la normativa a las llamadas urbanizaciones privadas. Han de tenerse en cuenta las Disposiciones Transitorias 5ª, 6ª y 7ª que prevén la adaptación a la nueva Ley. El capítulo IV contiene una regulación de la comunidad especial por turnos, que es diferente de la regulación de los turnos de apartamentos para vacaciones que rige la Directiva 94/47/CE, de 26 de octubre, y que es compatible con la misma, porque este capítulo se limita a bienes unitarios y excluye de forma expresa la aplicación a los supuestos a que se refiere la normativa europea. El título se cierra con la regulación de la medianería. Ver D. Tr. 8ª.

El título VI es el más extenso y se dedica a los derechos reales limitados  de usufructo, uso y habitación; de aprovechamiento parcial, superficie, censo enfitéutico y vitalicio, servidumbre, vuelo, opción, tanteo y retracto, incluidos los retractos legales de colindantes y el gentilicio del Valle de Arán conocido como tornería; los derechos de retención, prenda y anticresis, y, finalmente, algunas especialidades del derecho de hipoteca resultantes de las especificidades del derecho catalán. Se introduce el usufructo de propietario y se modifica el régimen del usufructo de participaciones en fondos de inversión y en otros instrumentos de inversión colectiva. Ha de tenerse en cuenta la Disposición transitoria novena. La regulación de los derechos de aprovechamiento parcial, auténtico cajón de sastre de aprovechamientos diversos que pueden ser útiles para promover la conservación de los bosques y de los espacios naturales mediante una explotación racional, agrupa las antiguas servidumbres persona-les. Ver D. Tr. 10ª.

En el derecho de superficie se determina la necesidad de la escritura pública para su constitución y se subraya que, al extinguirse, las construcciones o plantaciones revierten en los titulares del suelo. Ver D. Tr. 11ª. Los derechos de censo, enfitéutico y vitalicio se regulan siguiendo la Ley 6/1990, en la que se introduce una norma de procedimiento para la reclamación de las pensiones, se armonizan los plazos y se fija de una forma más comprensible el valor de la redención. Ver D. Tr. 12ª a la 15ª. Las servidumbres se regulan de acuerdo con la Ley 22/2001. Ver D. Tr. 16ª. La regulación del derecho de vuelo, como derecho real sobre un edificio o un solar edificado ajeno, es nueva y tiene por objetivo delimitarlo con claridad del derecho de superficie. Ver D. Tr. 17ª. En la regulación de los derechos de adquisición es de destacar lo relativo a la cancelación de cargas constituidas entre la constitución y el ejercicio del derecho de opción. Se recoge el retracto de colindantes, al que solo tienen derecho los propietarios colindantes de fincas de superficie inferior a la unidad mínima de cultivo que tengan la consideración de cultivador directo y personal, y el de la tornería, exclusivo y propio del territorio del Valle de Arán, que solo se aplica a fincas rústicas y casas solariegas. Ver D. Tr. 18ª y 19ª. En la regulación de los derechos reales de garantía del capítulo IX se sigue la Ley 19/2002, aunque se simplifica la normativa concerniente al derecho de retención y se introduce la regulación de la hipoteca para supuestos específicos del derecho catalán a los que la legislación hipotecaria no daba hasta ahora la solución adecuada, como es el caso de los bienes sometidos a fideicomisos, de la hipoteca en garan tía de pensiones compensatorias de-rivadas de sentencias de separación o divorcio y de pensiones por alimentos, o de la subrogación en el pago de la pensión periódica o censal en caso de finca hipotecada en garantía de este. Ver D. Tr. 20ª. Entrada en vigor: El 1 de julio de 2006.

www.notariosyregistradores.com
http://www.boe.es/boe/dias
/2006/06/22/pdfs/A23543-
23595.pdf

 

HACIENDA
Nº de consulta: V0148-06
Fecha: 25/01/2006
Impuesto afectado: Impuesto de Actos Jurídicos Documenta-dos
Materia: Si la desafectación y venta de la vivienda del portero con la consecuente modificación de las cuotas y asignación de una nueva cuota tributa en Actos Jurídicos Documentados, cuota gradual
Se resuelve que la escritura pública de modificación de coeficientes de propiedad horizontal de un edificio, siempre que no se alteren las superficies de los pisos y locales que lo componen, no tiene por objeto cantidad o cosa evaluable, ya que lo evaluable en la constitución de edificios en régimen de propiedad horizontal es el valor real de coste de obra nueva mas el valor real del terreno, y éstos no son objeto de cambio o modificación alguna por el otorgamiento de la nueva escritura.

Igualmente ocurriría en la variación de las cuotas de participación de todas las propiedades en el edificio, derivada de la ampliación que supuso la construcción de una nueva vivienda y trasteros. Así resultan de las consultas 1865-02, de 29/11/2002 y V0477, de 23/12/2004.
SENTENCIAS DEL T.S.

N° de Recurso: 2058/1999 
N° de Resolución: 127/2006 
Fecha de Resolución: 20060215 
Procedimiento: CIVIL 
Ponente: IGNACIO SIERRA GIL DE LA CUESTA 

NO SE INFRINGE EL PRINCIPIO DE IGUALDAD POR EXISTENCIA DE OTROS CERRAMIENTOS , AL NO PROBARSE LA SIMILITUD

La tesis que mantiene la parte recurrente en este motivo es que se ha soslayado el principio constitucional de igualdad, dada la existencia de otras terrazas cerradas en el mismo edificio.

Pues bien, ello no significa nada en cuanto a la igualdad, ya que tales "cerramientos" están ahí al parecer sin oposición -y la parte recurrente la ha tenido-, pero sobre todo porque no se ha constatado la similitud de tales "cerramientos" de terraza con las obras de la terraza de la parte recurrente en casación. Ni tampoco se sabe de la situación legal o ilegal de las obras realizadas en otras terrazas.

http://www.valcap.es/html/
Jurisprudencia%20general/
sentencia%20ts%202006/
2058-1999.html?ObjectID=1479

N° de Recurso: 2622/1999
N° de Resolución: 135/2006
Fecha de Resolución: 20060216
Procedimiento: CIVIL
Ponente: IGNACIO SIERRA GIL DE LA CUESTA

REALIZACIÓN DE OBRAS ILEGALES EN UN ELEMENTO COMÚN COMO ES UN TABIQUE DE CARGA Y QUE CAUSA DAÑOS A UN TERCERO

La sentencia recurrida, aparte de afirmar que "los tabiques de carga" son elementos comunes -tesis absolutamente correcta desde un punto de vista legal y jurisprudencial, y que ha sido recogida en la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal de 6 de abril de 1999 - no dice nada sobre la naturaleza del muro divisorio, porque no tenía nada que decir en este sentido, ya que únicamente afirma que la actuación sobre el mismo produjo daños a terceros, por lo que debe ser vuelto, dicho muro o pared, a su primitiva posición. Todo ello en base al exhaustivo informe pericial, que como dice la sentencia de la primera instancia detalla una precisión conceptual y valorativa la obras de consecuente ejecución modificativa.

Y así se especifica en las sentencias de esta Sala de 10 de octubre de 1980, 10 de diciembre de 1984 y 22 de octubre de 1993 , cuando en ellas se dice que: "Los 'muros' son siempre elementos comunes según el art. 396 del propio Código sustantivo , se trate de paredes maestras o de sustentación, o sean paredes divisorias o de separación, en cuanto la función de las segundas es la delimitadora del espacio correspondiente al edificio, marcando el perímetro con relación a otro distinto, por lo cual aunque el muro demolido por el recurrente para poner en comunicación los locales de negocio de su propiedad integrados en dos fincas urbanas bien diferenciadas no era verdaderamente una pared de carga, sí constituía un elemento de cierre y delimitación con la casa vecina, por lo que no podía ser derruido sin la indispensable concurrencia de la unánime voluntad de los propietarios."

Por ello la tesis casacional de esta parte recurrente, sobre la distinción de la legalidad de las obras realizadas no tienen razón de ser, cuando lo que se persigue en esta contienda judicial es obtener un resarcimiento por mor de la realización de unas obras, prescindiendo del carácter legalmente correcto o no de las mismas. Y sobre todo que cuando unas obras producen efectos dañinos a terceros, son ya "per se" ilegales.

http://www.valcap.es/html/
Jurisprudencia%20general/
sentencia%20ts%202006/
index%20sentencia%20ts%
202006.html

Fondo Jurisprudencial del Cendoj (TSJ)


Acceso a las resoluciones de los Tribunales Superiores de Justicia del fondo jurisprudencial del Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Esta base de datos contiene resoluciones a texto completo recopiladas desde los organos colegiados de todo el estado.

Las resoluciones que componen esta base de datos se difunden a efectos de conocimiento y consulta de los criterios de decisión de los Tribunales, en cumplimiento de la competencia otorgada al Consejo General del Poder Judicial por el art. 107,10º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.
www.poderjudicial.es

ANECDOTARIO

Si es difícil aceptar que alguien lleve adelante una gestión administrativa [HONRADAMENTE], mucho más difícil de creer es que, además, sufrague gastos de un edificio con su patrimonio per-sonal.

En reiteradas oportunidades, administradores de fincas angus-tiados comentan que existe una suma de dinero que la comunidad le debe a quien administra, la cual aumenta mes a mes.
Cuando quieren revocar el man-dato al administrador, el mismo manifiesta no tener problemas en desvincularse del edificio, siempre que se le pague lo que se le debe.

El mandatario, que es el administrador de fincas,  cesado el mandato, debe entregar la docu-mentación de la comunidad, aun sin que se le hubiesen  satisfechos sus créditos, y tendrá que reclamar a la Comunidad de Propietarios, dichos créditos, la mayoría de las veces  por la vía judicial

¿Es eso posible?

Ello se hace evidente cuando un propietario debe cuotas de comu-nidad.
La morosidad en el pago de las cuotas  mensuales de esa finca , en rigor a la verdad debieran sufragarla el resto de los propietarios, mientras al moroso no se le cobre por las buenas o por las malas, mediante un acuerdo de Junta se le reclame la deuda  por la vía judicial.
No obstante, en los números de quien administra, tal deuda pareciera ser satisfecha, en algunos momentos pues adelanta, de su bolsillo, el dinero necesario para pagar un gasto de la comunidad, que es de primera necesidad: la luz, el agua, el sueldo del portero, etc.
De tal suerte, el saldo negativo de la finca morosa pasa a  disminuir el patrimonio del administrador, mientras que el patrimonio del moroso no se resiente, todo más se siente incomodo por la carta que le ha enviado el administrador de la finca, pues la mayoría de sus vecinos no se enteran de su situación hasta que se convoca una Junta Ordinaria o Extra-ordinaria, y aparece en la convocatoria que no puede votar, por adeudar a la Comunidad de Propietarios, de la que forma parte,  varias cuotas de comunidad  

Generalmente aparecen deudas cuando quien administra lo hace en varios edificios, teniendo una cuenta única para todas las comunidades.

SI ESO PASA, PARA EVITAR DAÑO PATRIMONIAL AL AD-MINISTRADOR O A LA PROPIA COMUNIDAD, CONVIENE CONVO-CAR A JUNTA DE PROPIE-TARIOS PARA PONER EN CLARO  EL TEMA Y – DE HABER ALGÙN, MOMENTANEO, DESFASE CON-TABLE– CUBRIRLO INMEDIA-TAMENTE CON CUOTAS  EXTRAORDINARIAS, POR UN LAPSO ACOTADO DE TIEMPO, HASTA QUE EL MOROSO HAGA FRENTE A SU DEUDA.

Administrador cesado hacia un año

Rinn, rin, rinn, llamada en su móvil

¿D. Sufridor Burro y Apaleado?

Si. ¿Quién habla?

Soy D. Prepotente, presidente de la Comunidad de las Batuecas

Hola, buenos días, ¿qué se le ofrece?

Le llamo, por que el nuevo administrador le ha informado a la comunidad que al revisar las cuentas aparece un apunte contable de 2560€,  que usted la víspera de dejar su cargo, ha retirado de la cuenta de la comunidad mediante domiciliación bancaria y al no existir justificante de ese gasto, la comunidad ha acordado demandarle a Usted.

¿Pero a titulo particular, por la buena relación  que hemos mantenido, durante  los 8 años que ha estado usted administrando la finca, le llamo por si usted me lo puede aclarar?

Gustosamente; léase usted el balance de la comunidad  del ultimo ejercicio y verá que  aparece un proveedor  al que se le adeudan 2560€, proveedor que no ha cobrado sus honorarios durante todo el año, ya que la comunidad no tenia liquidez suficiente, pues existía un propietario moroso, como usted muy bien sabe o sabia, que no pagaba las cuotas de comunidad de sus 30 plazas de garaje. Y no se preocupe usted, que si la comunidad sigue pen-sando en demandarme le estaré muy agradecido pues será un motivo para reclamar, una buena suma, por los daños y  perjuicios, pues  voy a reconvenir contra la comunidad, por mancillar el honor de un profesional.

¡Ah! Y una ultima cosa, dígale a su administrador que antes de poner-se medallitas, que lo primero que tiene que hacer es aprender a leer balances y estudiar el asiento de apertura  del ejercicio entrante.

Con esta frase, se corta la comunicación.

Y colorín colorado, nunca se supo más de la Comunidad de las Batuecas ni del Presidente que quiso aparentar estar en Babia cuando realmente estaba en las nubes.

GUÍA DEL
PROPIETARIO
DEFINICIONES DE INTERÉS

No existiendo una definición de “albañilería” en el ordenamiento tributario, procede considerar, a los efectos de la aplicación del tipo reducido en el Impuesto sobre el Valor Añadido, la definición dada por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, según el cual, albañilería “es el arte de construir edificios u obras en que se empleen, según los casos, ladrillo, piedra, cal, arena, yeso u otros materiales semejantes”.

Definición tradicional de "finca": "trozo de superfície terrestre cerrado por una línea poligonal y objeto de propiedad" (STS 10-12-60).
El elemento procomunal es respecto a la comunidad un elemento común accidental y en sí es una copropiedad propter rem y especial (por la ausencia de acción de división y de derechos de adquisición preferente). A efectos catastrales, en el Real Decreto legislativo 1/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, se dispone:

Artículo 6. Concepto y clases de bien inmueble.

1. A los exclusivos efectos catastrales, tiene la consideración de bien inmueble la parcela o porción de suelo de una misma naturaleza, enclavada en un término municipal y cerrada por una línea poligonal que delimita, a tales efectos, el ámbito espacial del derecho de propiedad de un propietario o de varios pro indiviso y, en su caso, las construcciones emplazadas en dicho ámbito, cualquiera que sea su dueño, y con independencia de otros derechos que recaigan sobre el inmueble.

2. Tendrán también la consideración de bienes inmuebles:
a) Los diferentes elementos privativos de los edificios que sean susceptibles de aprovechamiento independiente, sometidos al régimen especial de propiedad horizontal, así como el conjunto constituido por diferentes elementos privativos mutuamente vinculados y adquiridos en unidad de acto y, en las condiciones que reglamentariamente se determinen, los trasteros y las plazas de estacionamiento en pro indiviso adscritos al uso y disfrute exclusivo y permanente de un titular. La atribución de los elementos comunes a los respectivos inmuebles, a los solos efectos de su valoración catastral, se realizará en la forma que se determine reglamentariamente.
b) El ámbito espacial de una concesión administrativa sobre los bienes inmuebles o sobre los servicios públicos a los que se hallen afectos.
c) Los comprendidos en el artículo 8 de esta ley.

3. A cada bien inmueble se le asignará como identificador una referencia catastral, constituida por un código alfanumérico que permite situarlo inequívocamente en la cartografía oficial del Catastro.

4. Los bienes inmuebles se clasifican catastralmente en urbanos, rústicos y de características especiales

Para suscribirse
al Boletín volver a Valcap.es