LLAVE EN MANO
Las últimas novedades y noticias
del mundo inmobiliario

Nº 17
Febrero/2005

 
 
NOTICIAS

CARTA AL SR. USIA

Muy Sr. mío:

Una vez más el colectivo de los administradores somos nombrados para llamarnos necios, cretinos y ladrones, por gente que como usted crean opinión. Me imagino que cuando usted habla de administradores no se refiere al colectivo, sino a uno o dos o, como mucho, tres administradores, pero el resto de los profesionales que amamos nuestra profesión y que no nos consideramos ni cretinos ni ladrones nos sentimos ofendidos; más cuando hay gente que pone su artículo de modelo para criticar a un colectivo de profesionales (foro de una página web de Derecho; comentario de un forista: “Te invito a ver el articulo de hoy en el diario La Razón del Alfonso Ussía, titulado Lala Nonova”.
http://www.larazon.es/noticias/noti
_col29897.htm.
(Habla de adminis-tradores) de los cuales la mayoría dedican muchas horas de su vida a solucionar problemas a los vecinos que administran, horas que no cobra, horas que pasa sin estar con su familia pues, aparte de tener su jornada laboral, tiene que dedicar unas horas extras, a reu-niones con presidentes de comu-nidades ya bien tarde, a reuniones de vecinos cuya duración exceden con mucho un horario normal y muchas veces hasta las dos o tres de la mañana. Pregúntese cuantos de ellos cobran esas horas extras. Ese administrador que sale a esa hora de la reunión, llega a su casa y ni cena, a su familia ni la ve, y al día siguiente vuelve a estar en su despacho a las 9 de la mañana . ¿Sabe usted a quien llama el propietario cuando se ha roto una tubería o el vecino del 3º A se ha suicidado; o cuando el portero ha aparecido muerto, o han robado en un piso, o al vigilante le han atracado y le han amenazado con una pistola? Pues si señor, al administrador. Y al propietario le da igual que sea por la noche, que sea sábado, que sea domingo o puente. El administrador acude, y ya no digamos de alguno que tuvo que suspender sus vacaciones, por un incendio en un edificio, vacaciones que tomaba después de 10 años sin tener ni una simple semana.
Sr. Usia, hable de administradores que ayudan a muchos propietarios a pagar la cuota de la comunidad que no pueden pagar porque no les llega la pensión; hable de admi-nistradores que gestionan todos los papeles para que una comunidad pueda acceder a una subvención para rehabilitar un edificio que no tiene condiciones de habitabilidad mínimas, pues no tienen ni cuarto de baño; hable de administradores que se preocupan de pagar la luz de la comunidad y no cobran su honorarios durante meses. Hable de administradores que ponen dinero de su bolsillo para pagar facturas en comuni-dades en las que no hay dinero. Hable de administradores que tienen su despacho como un confesionario; hable de administradores que escuchan a personas mayores pues van a la oficina a charlar porque no tienen con quien ha-cerlo; hable de administradores que aguantan a los presidentes que no quieren llegar pronto a su casa pues para ellos no es su hogar sino un infierno; hable de administradores que escuchan a muchas mujeres que están en tramites de separación; hable de administra-dores que recogen firmas para cambiar la legislación a fin de favorecer a los propietarios decen-tes; hable de administradores que colaboran con la Policía cuando acude a ellos, facilitando informa-ción sobre los inquilinos que tienen en los edificios.
Como verá puede usted hablar mucho sobre los administradores, pues no solo los hay necios y ladrones, los hay y muchos, muy honrados, buenos profesionales y muy humanos.

Atentamente,
Justa Valcarce


 

CONSULTA

¿Esta permitida la publicación de
morosos en tablones de la comunidad, ascensores, etc., antes incluso de que la
junta de propietarios acuerde la liquidación de la deuda?

¿No atenta contra 
la Ley de
Protección de Datos?

En primer lugar, conforme indica el articulo 2.1 de la Ley Orgánica  15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, “la presente Ley Orgánica será de aplicación a los datos de carácter personal registrados en soporte físico que los haga susceptibles de tratamiento, y a toda modalidad de uso posterior de estos datos por los sectores publico y privado”.

En este sentido, siempre que se proceda a tratamiento de datos personales, definidos por la ley (articulo 3a), como “ cualquier in-formación concerniente a personas físicas identificadas o identifica-bles”, que suponga la inclusión de dichos datos en un fichero, considerado por la propia norma (articulo 3b), como “conjunto organizado de datos de carácter personal, cualquiera que fuere la forma o modalidad de su creación, almacenamiento, organización y acceso”, el fichero se encontrará sometido a la Ley, siendo obligada su inscripción en el Registro General de Protección de Datos, conforme dispone el articulo 26. En la actualidad, la notificación deberá verificarse mediante la presen-tación de los modelos norma-lizados, contenidos en la Resolución de esta Agencia de 30 de mayo de 2000 (BOE de 27 de junio) por la que se aprueban los modelos normalizados en soporte papel, magnético y telemático. Así mismo, se comunica que los citados modelos se pueden obtener a través de internet en nuestra página web www.agpd.es

 Hecha la anterior precisión, la publicación en el tablón de anuncios de la Comunidad de una relación de propietarios que no se encuentran al corriente de pago de sus cuotas implicará una cesión de datos de carácter personal, definida por el articulo 3.i) de la Ley 15/1999, como “toda revelación de datos a una persona distinta del interesa-do”.

En relación con la cesión, el articulo 11.1 de la Ley dispone que “los datos de carácter personal objeto del tratamiento solo podrán ser comunicados a un tercero para el cumplimiento de fines relacionados con las funciones legitimas del cedente y del cesionario con el previo consentimiento del interesa-do”, si bien será posible la cesión inconsentida de los datos en caso de que la misma se encuentre fundamentada en lo establecido por una norma con rango de Ley (articulo 11.2.a).

En este sentido entre las obliga-ciones impuestas por la Ley de Propiedad Horizontal (en los términos previstos tras su reforma, operada por la Ley 8/1999 de 6 de abril), en su objetivo de lograr que las Comunidades de Propietarios puedan legítimamente cobrar lo que les adeudan propietarios integrantes de la misma, se encuentran la de dar publicidad a través de la convocatoria de la Junta de Propietarios de aquellos que no se encuentran al corriente de pago de todas las deudas vencidas con la comunidad. Así el articulo 16.2 de la citada Ley respecto a la convocatoria de la Junta establece: “La convocatoria contendrá una relación de los propietarios que no estén al corriente en el  pago de las deudas vencidas a la comunidad y advertirá de la privación  del derecho al voto si se dan los supuestos del articulo 15.2”, lo que conlleva necesariamente el conocimiento de aquellos propietarios deudores, sin necesidad de recabar el consentimiento de los mismos.

 Entre las obligaciones de  cada propietario, el artículo 9.1h) de la vigente Ley 49/1960 de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, establece la consistente en:

“Comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad.

En defecto de esta comunicación se tendrá por domicilio para citaciones y notificaciones el piso o local perteneciente a la comunidad, surtiendo plenos efectos jurídicos las entregas al ocupante del mismo.

 Si intentada una notificación o citación al propietario fuese imposible practicarla en el lugar prevenido en el párrafo anterior, se entenderá realizada mediante la colocación de la comunicación correspondiente en el tablón de anuncios de la comunidad, o en lugar visible de uso general habilitado al efecto, con diligencia expresiva de la fecha y motivos por los que se procede a esta forma de notificación, firmada por quien ejerce las funciones de secretario de la comunidad, con el visto bueno del presidente. La notificación practicada de esta forma producirá plenos efectos jurídicos en el plazo de tres días naturales”.

En consecuencia, siempre que la publicación obedezca al hecho de que la Convocatoria de la Junta, en la que deben figurar los datos a que se refiere el articulo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, no haya podido ser notificada a alguno de los propietarios por el proce-dimiento que acaba de describirse, la cesión que implica la publicación de la Convocatoria en el tablón de anuncios se encontrará amparada por el artículo11.2 a) de la Ley Orgánica 15/1999.

No obstante lo anterior, y en rela-ción de si el Presidente de la Comunidad esta infringiendo la Ley Orgánica de Protección de Datos, al publicar en el tablón de anuncios de la comunidad los datos a los que hace referencia en el escrito de la consulta, deberá estarse al supues-to concreto, no siendo posible dar una respuesta univoca.

Así, el hecho de que en le tablón de anuncios de la Comunidad aparez-ca, con carácter periódico (por ejemplo, con carácter mensual o trimestral), una relación de propie-tarios que no estén al corriente de pago en las  cuotas, podría implicar una cesión o divulgación de los datos a una generalidad de pe-rsonas, que puede resultar excesivo, teniendo en cuenta que la habilitación legal para la comunicación de los referidos datos prevista en la Ley de Propiedad Horizontal únicamente justifica su inclusión en la Convocatoria de la Junta de Propietarios y en el acta que de la misma se concluya.

 Si por el contrario, la mencionada publicación lo fuese en cumpli-miento de un acuerdo expreso adoptado por la Junta General de Propietarios, nos encontra-ríamos ante un supuesto de cesión de datos con consentimiento previo de los interesados, que en ningún caso vulneraría la normativa sobre protección de datos personales. Tampoco vulneraria dicha norma-tiva la publicación de dichos datos  en atención a la fundamentación jurídica expuesta.

 En todo caso, de acuerdo con lo dispuesto en el articulo 4.1 de la Ley Orgánica, “Los datos de carácter personal solo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho trata-miento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en rela-ción  con  el ámbito y las finali-dades determinadas, explicitas y legitimas para las que se hayan obtenido” añadiendo el apartado 2 del mencionado articulo 4 que “los datos de carácter personal objeto de tratamiento no podrán usarse para actividades incompatibles con aquellas para las que los datos hubieren sido recogidos”. Por ello, los datos solo podrán utilizarse con la finalidad de conocer la documen-tación necesaria para la asistencia a la Junta, y no para ninguna otra.

Esta ha sido la contestación que el gabinete jurídico
de la  Agencia Española de Protección de Datos
ha dado al Colegio
de Administradores
de Fincas de Madrid.

 

CONSEJOS

CONSEJOS PARA
EVITAR ACCIDENTES CON EL GAS

El gas es inodoro por naturaleza. Para que pueda detectarlo, lo han dotado de un olor especial y característico.

Consejos para evita incidentes con el gas:

1.- Vigilar que la combustión sea correcta. Llama azul si, amarilla no

2.- No obstruir los conductos de ventilación. Rejillas.

3.- No obstruir la salida de los gases producidos por la com-bustión.

4.- Nunca conecte campanas o extractores al conducto de eva-cuación del gas.

5- Evite derramar líquidos, por dejar la olla al fuego con el máximo calor para la ebullición, que puedan apagar la llama  permaneciendo el gas abierto.

6.- Evite las corrientes de aire, no deje la puerta y ventana de la cocina abierta, el aire puede apagar la llama, y el gas sigue abierto.

7.- Vigile el buen estado del regulador.

8.- Vigile el tubo flexible de goma, así como su caducidad.

9.- No coloque la bombona en zonas donde se pueda alcanzar temperaturas altas.

10.- No almacene la bombona en locales cerrados.

11.- La botella que use debe estar en un recinto aireado y nunca hermético.

12.- Si el tubo flexible ha caducado y el regulador no esta en buen estado, llame a un técnico

SI HUELE A GAS

1.- Saque a la familia de la vivienda.

2.-No accione interruptores ni aparatos eléctricos.

3.- No accione nada que pueda producir electricidad estática.

4.-No encienda cerillas o mecheros y, por supuesto, no fume.

5.-Abra puertas y ventanas para que la vivienda quede bien ventilada

6.- Cierre la llave general de paso.

7.-Cierre los mandos de los aparatos.

8.-Llame a un instalador de gas.

9.-No vuelva a abrir la llave de paso hasta haber reparado la instalación o el aparato averiado.

10.- Si le huele en el edificio a gas, llame al  servicio de urgencias del Gas (Gas Natural - Tel. 900 750 750) para que revise y repare la instalación.

 

 

REFRÁN O FRASE CÉLEBRE

" Quien administra tus bienes, por suyos los tiene "


ACTUALIDAD

Estimada Sra. Valcarce: El art. 415 del Reglamento Hipotecario regula la diligencia de los libros de actas, estableciendo al efecto que:

Artículo 415. (Modificado por R.D. 1368/1992)
En las comunidades y subcomunida-des de propietarios de inmuebles o conjuntos inmobiliarios a que sea aplicable el artículo 17 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, los libros de actas de las juntas serán dili-genciados con arreglo a las siguien-tes reglas:

1.ª Los libros deberán diligenciarse necesariamente antes de su utilización.

No podrá diligenciarse un nuevo libro mientras no se acredite la íntegra utilización del anterior. En caso de pérdida o extravío del libro anterior, podrá diligenciarse un nuevo libro siempre que el Presidente o el Secretario de la comunidad afirme, bajo su responsabilidad, en acta notarial o ante el Registrador, que ha sido comunicada la desaparición o destrucción a los dueños que integran la comunidad o que ha sido denunciada la substracción.

2.ª Será competente para la diligencia el Registrador de la Propiedad en cuyo distrito radique el inmueble sujeto a la Ley de Propiedad Horizontal.

3.ª La solicitud de la diligencia se efectuará mediante instancia en la que se expresarán:

a) Las menciones de identidad del solicitante y la afirmación de que actúa por encargo del Presidente de la comunidad.

b) Las menciones que identifiquen a la respectiva comunidad de propietarios y, en su caso, los datos de su identificación registral.

c) Las fechas de la apertura y cierre del último libro de actas. No serán necesarias estas circunstancias si el solicitante afirma, bajo su responsabilidad, que no ha sido antes diligenciado ningún otro libro.

Todas las hojas del libro que se presente para diligenciar habrán de estar numeradas con caracteres indelebles. El libro podrá ser de hojas móviles.

4.ª Presentada la instancia y el libro, se practicará en el Diario el correspondiente asiento. En el asiento se harán constar la fecha de la presentación y la identificación del solicitante y de la comunidad de propietarios.

5.ª La diligencia será extendida en la primera hoja con expresión de la fecha, datos de identificación de la comunidad -incluyendo, en su caso, los datos registrales-, número que cronológicamente corresponda al libro dentro de los diligenciados por el Registrador en favor de la comunidad, número de hojas de que se componga y que todas ellas tienen el sello del Registrador, indicándose el sistema de sellado. La diligencia será firmada por el Registrador. En el caso de que haya sido diligenciado un nuevo libro sin haberse presentado el libro anterior por alegarse que se ha extraviado o perdido, en la diligencia se expresará esta circunstancia y que en el anterior, aunque aparezca, no podrán extenderse nuevas actas.

El sello del Registrador se pondrá mediante impresión o estampillado, perforación mecánica o por cualquier otro procedimiento que garantice la autenticidad de la diligencia.

Si los libros se componen de hojas móviles habrá de hacerse constar con caracteres indelebles en todas ellas, además del sello, la fecha, a no ser que se emplee un proce-dimiento de sellado que garantice que cada una de las hojas perte-nece al libro diligenciado.

6.ª El Registrador practicará la diligencia dentro de los cinco días siguientes a la solicitud realizada en debida forma, o de los quince días si existiere justa causa.

Contra la delegación cabe recurso directamente durante quince días hábiles ante la Dirección General.

7.ª Practicada la diligencia, se pondrá en el folio abierto en el Libro de inscripciones al edificio o conjunto sometido al régimen de propiedad horizontal, nota marginal expresiva del número de orden del libro diligenciado, hojas de que se compone y, en su caso, que se expide en sustitución de uno anterior desaparecido. De no estar inscrita la comunidad, se consig-narán estos datos en un libro-fichero, que podrá llevarse por medios informáticos.

Practicada o denegada la diligencia, se extenderán seguidamente las oportunas notas de despacho al pie de la instancia y al margen del asiento de presentación.

Transcurridos seis meses desde la presentación del libro sin que fuera retirado, el Registrador procederá a su destrucción, haciéndolo constar así en el folio del edificio o conjunto o, en su defecto, en el libro-fichero y, además, al pie de la instancia y del asiento de presentación.

Atentamente

Servicio Registral de Protección a los Consumidores Colegio de Registradores de la Propiedad
y Mercantiles de España
C/Príncipe de Vergara, 72
28006 - Madrid

Tfno: 900-10 11 41
E-mail: consultas@corpme.es


 

Diccionario de la
L.P.H

 Actividad: Tarea propia de una persona o entidad.

 Actividad dañosa: Aquella que origina importantes molestias que exceden de las que la convivencia de un edificio de régimen de propiedad horizontal obliga a soportar.

 Actividad molesta: La que constituye una incomodidad por los ruidos o vibraciones que produzca o por los humos, gases, olores, nieblas, polvos en suspensión o sustancias que elimine.

 Actividad insalubre: Aquella que da lugar a desprendimiento o evacuación de productos que puedan resultar directa o indirectamente perjudiciales para la salud humana.

 Actividad nociva: La que, por iguales causas que las insalubres, pueda ocasionar daños a la riqueza agrícola, forestal, pecuaria o piscícola.

 Actividad peligrosa: La que tiene por objeto fabricar, manipular, expender o almacenar productos susceptibles de originar riesgos graves por explosión, combustión, radiaciones u otros de análoga importancia para las personas o bienes.

 Actividad prohibida: La que altere las condiciones normales de salubridad e higiene del medio ambiente, ocasionado daños a la riqueza pública o privada, o implique riesgos graves para las personas o los bienes.

Prohibición de realizarlas: art. 7.2

Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas aprobado por D. 2414/1961 de 30 de noviembre.

 

Para suscribirse
al Boletín volver a Valcap.es

 

 

Resoluciones
de la DGRN

TRACTO SUCESIVO: IMPOSIBILI-DAD DE INSCRIBIR DETERMINA-DAS MODIFICACIONES DE LA PH Y SERVIDUMBRE DE PASO, SI YA HAN SIDO INSCRITAS LAS VENTAS DE LOS PISOS. R. 5 de noviembre de 2004, DGRN. BOE del 28 de diciembre de 2004.

    HECHOS.-  Otorgada escritura de constitución de servidumbre por el titular de un edificio en favor de otro colindante, con el consentimiento del local a que afecta (y recogida esa servidumbre al parecer en las escrituras de venta posterior de los distintos componentes, las cuales no se acompañaron a ésta, al tiempo de solicitar su inscripción) y llevada a cabo determinada modificación de la propiedad horizontal del edificio (supresión de un garaje), modificación que no se inscribe y es presentada en el Registro con posterioridad a la venta e inscripción de tales componentes, no es posible proceder a inscribir aquella sin el consentimiento unánime de los actuales titulares registrales.

     DIRECCION GENERAL.- Consti-tuida una servidumbre de paso, la misma se presenta en el R de la P, después de que tengan acceso al mismo determinadas ventas de sus componentes, otorgadas después de la formalización de aquella. Se acompañan al recurso copias simples de las ventas, en las que se recoge con conocimiento de los compradores, la citada servidumbre. Pero tales copias no se habían tenido a la vista por el Registrador, al tiempo de su calificación, por lo que no se pudieron tomar en cuenta.

      En segundo lugar se modifica la obra nueva y división horizontal del edificio, en el sentido de que se suprime una plaza de garaje. Pero también esta escritura se presenta en el Registro cuando han accedido al mismo varias escrituras poste-riores de ventas de ciertos compo-nentes.

     En el primer caso, no se pueden tomar en cuenta en el recurso, aquellos documentos que no se tuvieron a la vista por el Registrador, al tiempo de la calificación. En el segundo supuesto, la modificación del título de la propiedad horizontal exige el acuerdo unánime de los propietarios, y el hecho de acudir, dicha modificación, al Registro cuando ya se han inscrito las ventas de ciertos departamentos, exige el consentimiento de éstos. Por tanto se desestima le recurso. (JLN)

http://www.notariosyregistra dores.com/

http://www.boe.es/boe/dias/ 2004-12-28/pdfs/A42078-42079.pdf

 

 

 

Para comprar volver a Valcap.es

 


GUÍA DEL
PROPIETARIO

No podemos hablar de residencias verdaderamente modernas antes del periodo que siguió a la primera guerra mundial. Aunque provistas de los últimos perfeccionamientos, no difieren mucho de las del siglo pasado en cuanto a disposición de habitaciones, electricidad y calefa-cción central, pero si en cuanto a problemas de convivencia.
Chesterton dijo algo muy importante como que: “nosotros nos procura-mos nuestros amigos; nosotros nos procuramos nuestros enemigos; pero Dios nos procura el vecino de al lado”. La Ley 49/60 de 21 de julio de 1960, llamada Ley de Propiedad Horizontal, viene a poner orden en la relación entre los propietarios de los edificios, y a clarificar los derechos y deberes del propietario en dicho régimen, respecto de su piso o local, de los elementos comunes y las obliga-ciones, limitaciones y prerrogativas, que por razón del mismo le son inherentes,  pero no sabemos ¿por qué la llamaron propiedad horizontal si los edificios son verticales? Esta ley vino a sustituir a la de 26 de octubre de 1939. Una frase sobre la propiedad y su defensa se pronuncio en la Asamblea francesa, después de la revolución “la propiedad es la medida de la libertad” y nuestro código civil en su articulo 348 nos indica: “La propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las estable-cidas por las leyes”

La misma Exposición de Motivos de la Ley de 21 de julio de 1960, establecía “que los derechos de disfrute tienden da atribuir al titular las máximas posibilidades de utilización, Esta ley de tan pocos articulos, ha tenido varias modifica-ciones:

Ley 2/88 de 23.2.1988 BOE 27/2/88

Ley 3/90 de 21-6-1990  BOE  de 22/6/1990

Ley 10/92 de 30-4-1992 BOE  5/5/1992, pero la mas impor-tante ha sido la producida por la  Ley  8/99 de 6-4-1999 BOE 8/4/1999.

 La Ley 1/2000 de 7-1-2000 BOE 8/1/2000 modifica el articulo 21

Ley 51/2003 de 2-12-2003 BOE 3/12/2003, de igualdad de oportunidades, no discrimina-ción y accesibilidad universal de las personas con discapacidad que modifica los articulos 10, 11 y 17 1.

Todas ellas motivadas porque con el transcurso del tiempo, surgen nuevas aspiraciones de la sociedad en materia de construcción, y la vivienda se considera un núcleo eco-nómico importante en el panorama patrimonial del individuo, y se pretende que los edificios estén actualizadas con los más diversos y modernos servicios, para que no se devalúen la viviendas.

La modificaciones de la Ley 8/99 de seis de abril, flexibiliza el régimen de mayorías y legitimiza la demanda de las comunidades de propietarios a cobrar las deudas de los copropietarios integrantes de la misma, por gastos presupuestarios anuales, y se  responsabiliza tanto al propietario actual que trasmite la vivienda como al adquirente

 Pero se olvida de una  parte impor-tante de aclaración o declaración de responsabilidades civiles, penales y administrativas directas y subsidia-rias, respecto a actividades realizadas en al finca tanto en los elementos comunes como privativos y entre los propietarios, el Presi-dente  como propietario por  razón de su cargo y los ocupante.

La ley de Propiedad horizontal es una de las leyes que menos articulado tiene consta de 24 articulos, dos disposición adicio-nales, una disposición transito-ria y una disposición final, pero de gran contenido legal, que además prevé y tiene en cuenta las evoluciones y nuevos planteamien-tos sociales.

La disposición final deroga cuantas disposiciones generales se opongan a lo establecido en la ley y quedan sin efecto las cláusulas contenidas en los estatutos de las comunidades de propietarios que resulten contrarias o incompatibles con la Ley de 8/99 de 6 de abril y las modificaciones posteriores.

Pretendemos ir estudiando las dis-tintas normas a las que esta sujeta la comunidad, los órganos encarga-dos de su representación así como los derechos y obligaciones de los integrantes de la misma, lo que se conoce como propietarios.
Desgranaremos uno por uno los elementos comunes y los servicios que pueden integrar y formar parte de una comunidad. Así como las distintas formas de adoptar acuer-dos, y la impugnación de los mismos antes los tribunales. Nos haremos preguntas que se hacen la mayoría de los miles de integrantes de las fincas que conviven en un edificio, complejos inmobiliarios, o urbaniza-ciones y procuraremos intentar darles una solución con alguno de los 24 articulos que tiene la Ley de Propiedad Horizontal.

La primera pregunta que surge es qué  es la propiedad horizontal, ya que los edificios están construidos la mayoría verticalmente aunque ahora también podemos decir que existe una propiedad horizontal tumbada, cuando vemos infinidad de chalets  adosados, que se rigen y están constituidos como Comunidad de Propietarios.

 

 

HACIENDA
CONSULTAS EMITIDAS
POR LA DIRECCIÓN GENERAL
DE TRIBUTOS
Nº CONSULTA : V0358-04
ÓRGANO : SG de Impuestos sobre el Consumo
FECHA SALIDA : 29/11/2004
NORMATIVA: Ley 37/1992 arts. 4, 11, 20-uno-18º, 78, 88
DESCRIPCIÓN-HECHOS: La co-munidad de propietarios consultante tiene concerta-do el cobro de los recibos correspondientes a las cuo-tas mensuales con una entidad bancaria, por cuya gestión esta cobra una "Co-misión de gestión de cobro" más el Impuesto sobre el Valor Añadido. Además, la entidad cobra como gasto de "Correo" 0,27 euros a los que aplica el 16 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido.

CUESTIÓN PLANTEADA: Proce-dencia de la repercusión del Impuesto sobre el gasto de correo

CONTESTACIÓN COMPLETA: 1.- De acuerdo con los artículos 3, 4, 5 y 11 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), están sujetas al Impuesto, entre otras operaciones, las prestaciones de servicios efectuadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional.

Por consiguiente, la gestión del cobro de los recibos mensuales que una entidad bancaria presta a la comunidad de propietarios consultante es una prestación de servicios que esta sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido.

2.- Sobre la posible aplicación de las exenciones previstas en el artículo 20, apartado uno, de la Ley 37/1992, a los servicios prestados por una entidad bancaria a la consultante, el número 18º, letra h), de este precepto establece la exención del Impuesto sobre el Valor Añadido para las operaciones financieras relativas a transferencias, giros, cheques, libranzas, pagarés, letras de cambio, tarjetas de pago o de crédito y otras órdenes de pago. La exención se extiende a las operaciones siguientes:

a') La compensación interbancaria de cheques y talones.

b') La aceptación y la gestión de la aceptación.

c') El protesto o declaración sustitutiva y la gestión del protesto. No se incluye en la exención el servicio de cobro de letras de cambio o demás documentos que se hayan recibido en gestión de cobro.

Por tanto, la gestión de cobro de los recibos mensuales que una entidad bancaria presta a la comunidad de propietarios se trata de una prestación de servicios sujeta y no exenta del Impuesto. 3.- El artículo 20.uno.1º de la Ley 37/1992 dispone que estarán exentas de este Impuesto las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a las mismas efectuadas por los servicios públicos postales.

En la medida en que la cantidad que se cobra por el banco no corresponde a servicios prestados a la consultante por un servicio público postal, sino que es mayor contraprestación de los servicios prestados por el banco, no procede la aplicación de este supuesto de exención.

4.- El artículo 78, apartado uno, de la Ley 37/1992, dispone que la base imponible del Impuesto estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo, procedente del destinatario o de terceras personas.

Por su parte, el apartado dos, número 1º, primer párrafo, del citado artículo 78 establece que, en particular, se incluyen en el concepto de contraprestación los gastos de comisiones, portes y transporte, seguros, primas por prestaciones anticipadas y cualquier otro crédito efectuado a favor de quien realice la entrega o preste el servicio, derivado de la prestación principal o de las accesorias a la misma.

El importe del franqueo formará parte de la base imponible de los servicios de gestión de cobro prestados a la entidad consultante, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 78, apartados uno y dos de la Ley 37/1992.

5.- Por último, en relación con los deberes de repercusión y facturación, en virtud de lo dispuesto en el artículo 88 de la Ley 37/1992, los sujetos pasivos deberán repercutir íntegramente el importe del Impuesto sobre aquél para quien se realice la operación, prestación de servicios sujeta y no exenta, gravada, quedando éste obligado a soportarlo siempre que la repercusión se ajuste a lo dispuesto en esta Ley, cualesquiera que fueran las estipulaciones existentes entre ellos.

La repercusión se efectuará mediante la expedición y entrega de las correspondientes facturas o documento análogo ajustadas a lo dispuesto en dicho artículo y en el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación, aprobado por el artículo primero del Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre.

El artículo 6.1 de este Reglamento dispone lo siguiente:

"Toda factura y sus copias contendrán los datos o requisitos que se citan a continuación, sin perjuicio de los que puedan resultar obligatorios a otros efectos y de la posibilidad de incluir cualesquiera otras menciones:

a) Número y, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.

Se podrán expedir facturas mediante series separadas cuando existan razones que lo justifiquen y, entre otros supuestos, cuando el obligado a su expedición cuente con varios establecimientos desde los que efectúe sus operaciones y cuando el obligado a su expedición realice operaciones de distinta naturaleza.

No obstante, será obligatoria, en todo caso, la expedición en series específicas de las facturas siguientes:

1º. Aquellas a las que se refiere el artículo 2.3.

2º. Las expedidas por los destinatarios de las operaciones o por terceros a que se refiere el artículo 5, para cada uno de los cuales deberá existir una serie distinta.

3º. Las rectificativas.

4º. Las que se expidan conforme a la disposición adicional quinta del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el artículo 1 del Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre.

b) La fecha de su expedición.

c) Nombre y apellidos, razón o denominación social completa, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.
En los supuestos a que se refiere el artículo 2.3, se consignarán como datos del expedidor los del sujeto pasivo destinatario de los bienes o servicios. Asimismo deberán constar los del proveedor de los bienes o servicios.

d) Número de Identificación Fiscal atribuido por la Administración española o, en su caso, por la de otro Estado miembro de la Comunidad Europea, con el que ha realizado la operación el obligado a expedir la factura.

Asimismo, será obligatoria la consignación del Número de Identificación Fiscal del destinatario en los siguientes casos:

1º. Que se trate de una entrega de bienes destinados a otro Estado miembro exenta conforme al artículo 25 de la Ley del Impuesto.

2º. Que se trate de una operación cuyo destinatario sea el sujeto pasivo del Impuesto correspondien-te a aquélla.

3º Que se trate de operaciones que se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto y el empresario o profesional obligado a la expedición de la factura haya de considerarse establecido en dicho territorio.

En los supuestos a que se refiere el artículo 2.3, se consignará como Número de Identificación Fiscal del expedidor el del sujeto pasivo destinatario de los bienes o servicios. Asimismo, deberá constar el número de identificación del proveedor de los bienes o servicios.

e) Domicilio, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.

Cuando el obligado a expedir factura o el destinatario de las operaciones dispongan de varios lugares fijos de negocio, deberá indicarse la ubicación de la sede de actividad o establecimiento al que se refieran aquéllas en los casos en que dicha referencia sea relevante para la determinación del régimen de tributación correspondiente a las citadas operaciones.

En los supuestos a que se refiere el artículo 2.3, se consignará como domicilio del expedidor el del sujeto pasivo destinatario de los bienes o servicios. Asimismo deberá constar el domicilio del proveedor de los bienes o servicios.

Cuando el destinatario de las operaciones sea una persona física que no actúe como empresario o profesional, no será obligatoria la consignación de su domicilio.

f) Descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del Impuesto, tal y como ésta se define por los artículos 78 y 79 de la Ley del Impuesto, correspondiente a aquéllas y su importe, incluyendo el precio unitario sin Impuesto de dichas operaciones, así como cualquier descuento o rebaja que no esté incluido en dicho precio unitario.

g) El tipo impositivo o tipos impositivos, en su caso, aplicados a las operaciones.

h) La cuota tributaria que, en su caso, se repercuta, que deberá consignarse por separado.

i) La fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.

2. En las copias de las facturas, junto a los requisitos del apartado anterior, se indicará su condición de copias.

3. En el supuesto de que la operación que se documenta en una factura esté exenta o no sujeta al Impuesto o de que el sujeto pasivo del Impuesto correspondiente a la misma sea su destinatario, se deberá incluir en ella una referencia a las disposiciones correspondientes de la Directiva 77/388/CEE, de 17 de mayo, Sexta Directiva del Consejo en materia del Impuesto sobre el Valor Añadido, o a los preceptos correspondientes de la Ley del Impuesto o indicación de que la operación está exenta o no sujeta o de que el sujeto pasivo del Impuesto es el destinatario de la operación. Lo dispuesto en este apartado se aplicará asimismo cuando se documenten varias operaciones en una única factura y las circunstancias que se han señalado se refieran únicamente a parte de ellas.

4. Deberá especificarse por sepa-rado la parte de base imponible correspondiente a cada una de las operaciones que se documenten en una misma factura en los siguientes casos:

Cuando se documenten operacio-nes que estén exentas o no sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido y otras en las que no se den dichas circunstancias.

Cuando se incluyan operaciones en las que el sujeto pasivo del Im-puesto sobre el Valor Añadido correspondiente a aquéllas sea su destinatario y otras en las que no se dé esta circunstancia.

Cuando se comprendan operacio-nes sujetas a diferentes tipos del Impuesto sobre el Valor Añadido.

5. En las entregas de medios de transporte nuevos a que se refiere el artículo 25 de la Ley del Impuesto se deberá hacer constar en la factura, además de los datos y requisitos establecidos en el apartado 1 anterior, sus caracte-rísticas, la fecha de su primera puesta en servicio y las distancias recorridas u horas de navegación o vuelo realizadas hasta su entrega.

6. Los empresarios o profesionales que realicen las entregas sub-siguientes a las adquisiciones intracomunitarias a que se refiere el artículo 79.2 del Reglamento del Impuesto deberán indicar expresamente en las facturas correspondientes a dichas entregas que se trata de una operación triangular o en cadena de las contempladas en el artículo 26.tres de la Ley del Impuesto y consignar en ellas el número de identificación a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido con el que realizan las referidas adquisiciones intracomunitarias y entregas subsiguientes, así como el número de identificación a efectos del mencionado Impuesto suministrado por el destinatario de la entrega subsiguiente.

7. Cuando el Departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria aprecie que las prácticas comerciales o administrativas del sector de actividad de que se trate, o bien las condiciones técnicas de expedición de las facturas, dificulten la consignación de las menciones a que se refiere el apartado 1 de este artículo, podrá autorizar, previa solicitud del interesado, que en la factura no consten todas las menciones contenidas en el citado apartado, siempre y cuando las operaciones que se documenten sean entregas de bienes o prestaciones de servicios que se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, con excepción de las que se encuentren exentas conforme al artículo 25 de la Ley Impuesto.

Dichas facturas deberán contener, en todo caso, las siguientes menciones:

a) La fecha de su expedición.
b) La identidad del obligado a su expedición.

c) La identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados.

d) La cuota tributaria o los datos que permitan calcularla.

8. No obstante lo dispuesto en el apartado 1 de este artículo, tratándose de operaciones realizadas para quienes no tengan la condición de empresarios o profesionales actuando como tales, no será obligatoria la consignación en la factura de los datos de identificación del destinatario en cuanto a las operaciones cuya contraprestación sea inferior a 100 euros, Impuesto sobre el Valor Añadido no incluido. Este límite se podrá excepcional en los casos que autorice el Departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria en relación con sectores empresariales o profesionales o empresas determinadas, con el fin de evitar perturbaciones en el desarrollo de las actividades empresariales o profesionales.

9. A efectos de lo dispuesto en el artículo 97.uno de la Ley del Impuesto, únicamente tendrá la consideración de factura aquella que contenga todos los datos y reúna los requisitos a que se refieren los apartados 1 a 7 de este artículo."

El contenido de las facturas que se expidan a la consultante deberá adecuarse a este precepto. Al margen de lo anterior, no corres-ponde a este Centro Directivo pronunciarse sobre la forma en que los sujetos pasivos del Impuesto desglosan en factura los diversos conceptos que la integran, siempre que esta reúna los requisitos exigidos por la normativa citada.

6.- Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

 

SENTENCIAS DEL T. S.

[Jurisprudencia] [TC] TC de-clara nulo el cómputo por horas para acceder a las prestaciones sociales en los contratos a tiempo parcial.
El Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional y nulo el artículo 12.4 del Estatuto de los Trabajadores que determina que, en el caso de los contratos a tiempo parcial, el cómputo para acceder a las prestaciones de la Seguridad Social se hará exclusivamente con las horas trabajadas. Por ello, iguala el contrato a tiempo parcial con el de jornada completa para poder prestaciones de la Seguridad Social

Jurisprudencia] [TS][Social] Impugnación de Convenio Colectivo. Modificación del contenido. Su entrada en vigor se puede producir el mismo día en que se ha publicado en el Boletín.
El Supremo desestima el recurso presentado por la Confederación Intersindical Galega por impugnación del Convenio Colectivo. Considera que cabe que un Convenio durante su vigencia se modifique en su contenido, siempre y cuando la negociación y firma del acuerdo se efectúen con los requisitos previstos en los artículos 87 y siguientes del Estatuto de los Trabajadores. Al mismo tiempo estima lícito pactar que la entrada en vigor de la modificación del Convenio se produzca el mismo día de la publicación en el boletín correspondiente.

EL COMIC